jueves, 17 de diciembre de 2015

Narcos y la historia como serie de televisión.



Al terminar de ver la primera temporada me pregunté algo que tiene ya algunos años que me vengo preguntando: ¿Cuando veremos las grandes historias sobre el tema en nuestro país?

Armando Enríquez Vázquez.

Netflix estrenó el pasado 28 de agosto una nueva serie; Narcos. La trama de la serie es la historia del narcotraficante Pablo Escobar Gaviria y los agentes de la DEA, que es la agencia encargada del control de drogas en Estados Unidos. Más allá de la visión del cowboy del mundo, la serie muestra esa intromisión del gobierno norteamericano en los países de Latinoamérica, el rechazo de una gran cantidad de latinoamericanos y los gringos y la falta de coordinación entre los diferentes brazos espías de las embajadas americanas en el mundo, la indiferencia por la vida de los habitantes de un país que tienen los norteamericanos, la serie inicia con una balacera donde los agentes de la DEA matan a diestra y siniestra, narcotraficante e inocentes por igual,  pero más allá de estos pequeños subtemas, la historia se centra en un momento específico de la historia de Colombia, un momento reciente y muy importante y en uno de los personajes más importantes en el mundo del crimen organizado.
Una de las grandes sorpresa  de la serie es que es bilingüe, pues si bien el narrador principal de la serie es el agente de la DEA Steve Murphy, y por lo tanto cuenta la historia en inglés, la serie esta hablada en español en más del cincuenta por ciento, pues al suceder casi toda en Colombia y entre personajes colombianos, el español es el idioma a hablar, pero además es loable que se hable con colombianismos que se haga sentir a una gran cantidad de consumidores de Netflix, que a la empresa le importa no solo la veracidad de la historia y de las circunstancias sino la fidelidad al idioma, a los regionalismos, a la comida común de los colombianos. Son esos detalles pequeños y obvios lo que uno siempre agradece en una producción.
La serie tiene un ritmo impecable, la historia se cuenta apoyándose en videos e informativos de la época. El casting es extraordinario y las caracterizaciones de los principales actores históricos a los cuales se hace referencia a lo largo de la serie por medio de videos de la época, no pudo haber sido mejor. Pero lo más loable sin  duda es contar una historia de manera tan seria y documentada. Existen nombres que se han cambiado por que los personajes aún viven, pero la esencia de la historia que marco a Colombia, como hoy nos marca a nosotros ahí están soldados, policías y políticos corruptos, periodistas que por unos dólares se alían con los criminales y los grande capos que empiezan como benefactores del pueblo y negocios millonarios cuyo tamaño sin duda sobrepasa a la gran mayoría de empresas legalmente establecidos. Civiles que tienen mucho más que agradecer al crimen organizado que al gobierno de su país. Historias que no están alejadas de lo que sucede en una gran parte del mundo y sobre todo en México. Ante todo creo que narcos es una extraordinaria serie histórica, sobre una historia muy reciente que afectó y marcó no sólo a un país sino a toda una región del mundo.
Al terminar de ver la primera temporada me pregunté algo que tiene ya algunos años que me vengo preguntando, a pesar de que existen ya muchas producciones tanto colombianas, como mexicanas que hablan sobre estos temas; ¿Cuándo Veremos las grandes historias sobre el tema en nuestro país? Y pienso que las veremos unos cuantos años después de que las aguas se hayan calmado.
Porque aún falta una historia que contar en cuanto a las historias de narcotraficantes, el uso de todos aquellos financieros que hicieron y hacen, como en el caso de Pablo Escobar Gaviria, esos imperios financieros que sustentan tantas empresas y familias alrededor del mundo y que corrompen a funcionarios y agentes del orden en todas las latitudes del planeta.
Si el deshonor del gobierno colombiano es haber tenido una cárcel como La Catedral; construida, dirigida y administrada por Pablo Escobar como parte de la negociación para terminar con la guerra entre gobierno y narcotraficantes, como se retratará en un futuro la doble fuga del narcotraficante más poderoso de la historia. Los festejos en Sinaloa hace un mes con su segunda fuga. Pablo Escobar en un altar familiar, como sucede con el Santo Malverde en muchos hogares de México.  
A los pocos días de haber sido estrenada, Netfix confirmó el encargo de la segunda temporada de la serie histórica.
En la serie hay la presencia de varios actores mexicanos pero destaca la presencia de Raúl Mendez quien interpreta al mandatario colombiano César Gaviria. El brasileño Wagner Moura  interpreta a Pablo Escobar Gaviria, la primera chica Bond mexicana, Stephanie Sigman, también tiene un papel destacado como Valeria Vélez, una periodista amante del narcotraficante y que está basado en Virginia Vallejo. Bruno Bichir que interpreta a un corrupto político colombiano de Nombre Fernando Luque.

Vale la pena ver narcos, esperemos pronto ver una producción mexicana a la altura de la plataforma y de sus usuarios.  Ya sé dirán que esta Club de cuervos, que es la primera serie mexicana en Netflix, el esfuerzo ahí esta y también algunos logros, pero la verdad es que deja tanto que desear que a un mes de haber sido estrenada no existe una confirmación para una segunda temporada.

publicado en roastbrief.com.mx el 7 de septiembre de 2015
imagen: netflix.com