jueves, 18 de agosto de 2016

¿Por qué ellos sí…?



Mexicanos de primera y de segunda. Los que se pueden comprar y pasar a ser clientes de partidos políticos pueden hacer lo que quieran, Emprendedores y empresarios claro que no.

Armando Enríquez Vázquez.

Los mexicanos somos fanáticos del melodrama, a la gran mayoría nos encanta ver las cosas en blanco y negro; los pobres son buenos y los ricos unos hijos de Darth Vader, aquí vale aclarar que rico es siempre aquel que gana más que uno. Lloramos con Pepe El Toro y somos felices cuando los malos pagan por sus fechorías. Para muchos todo lo que sea gobierno es malo, para otros, sobre todos aquellos que lo conforman, el gobierno es bueno.
Aunado a nuestro amor por el melodrama, nunca somos responsables de nuestro destino. Siempre hay alguien más responsable de nuestros errores. Personas como el secretario de gobernación Miguel Ángel Osorio quiere señalar con un dedo flamígero a los presidentes panistas como responsables de la ingobernabilidad que un tibio y viajero presidente priísta le ha traído a este país en los últimos tres años. A Javier Duarte sólo falta que lo investiguen los extraterrestres, de acuerdo sus propias palabras. Miguel Ángel Yunez Linares, es como el Chapo Guzmán, también de acuerdo con el gobernador saliente de Veracruz y su corrupto secretario de seguridad pública del estado es un hombre cabal y trabajador que curiosamente se hizo multimillonario durante su sexenio y para Andrés Manuel López Obrador el país es víctima de una mafia en el gobierno de la cual el formó parte hace no muchos años.
Pero lo que es peor, es que a lo largo de innumerables gobiernos priístas se nos ha tratado de hacer creer que el bipolarismo es una condición normal. En los tres últimos años, desde que el presidente Peña Nieto anunció la más que necesaria reforma educativa, los miembros de la CNTE han sido señalados como el enemigo a vencer, las investigaciones del gobierno descubrieron que los líderes de este movimiento son criminales de cuello blanco a pesar de que ellos se autonombran humildes trabajadores, y actuando en consecuencia encarceló a los que pudo comprobarles estos delitos, para tres meses después tras la presión de los maestros ha decidido ir liberando criminales.
Los maestros de la CNTE siempre tendrán una mesa en la Secretaría de Gobernación sin pensar en que son esos líderes de los maestros lo que tienen secuestrado grandes partes del país. El gobierno quiere lavar las culpas que conlleva el que hayan reprimido, en operativos muy mal planeados a los maestros matando civiles en su ejecución como sucedió recientemente en Nochixtlán.
Pero cuando los empresarios deciden que es hora de defender también sus intereses y de alguna manera el crecimiento del país, los empleos que han generado, ese mismo gobierno complaciente, acostumbrado a pactar con grupos de choque, utilizando el dinero del erario para pagar sus traiciones a los gobernados y no para dar mejor servicios a los contribuyentes saca los dientes amenaza con la cárcel y habla de constitucionalidad, cuando ellos han violado todo eso y más puesto que el gobierno de Enrique Peña Nieto ha sido el primero en traicionar sus propuestas iniciales y morderse la lengua una y otra vez en tres años de desgobierno.
Los empresarios, o los maestros, al igual que el docente de la Iberoamericana que logró el amparo para desbloquear Bucareli, son ciudadanos también, o que señor Ososrio Chong, ¿en México el que pone al país más al borde del caos es más ciudadano? De ser así, ahora entiendo porque los diputados y senadores tienen fuero y son mexicanos de primera.
Los mexicanos productivos tienen el mismo o más derecho a expresar de la mejor manera posible el descontento con un gobierno que nos ha fallado a todos. Lo triste es que la única manera forma de llamar la atención de un gobierno sordo es gritarle, es amenazarlo, porque a pesar de lo que digan Peña Nieto, Osorio Chong o el inepto secretario de educación, el gobierno no está abierto al diálogo y parece que nunca lo estará. Si la sociedad mexicana, si los ciudadanos de Oaxaca, Chiapas, Michoacán, Guerrero y la CDMX (Marca registrada) han sido afectados en sus empleos, en su libertad de tránsito ha sido por la intransigencia de los lideres bandidos de la CNTE a quienes en su voracidad no les ha importado llevarse entre las patas a los maestros afiliados a la coordinadora. Líderes que sin empacho alguno promueven, el robo de camiones de empresas, atacar a los maestros que se manifiestan en contra de las posiciones fascistas de Rubén Núñez, supuesto maestro que pide solidaridad y apoyo, siendo el uno de los principales actores en la crisis económica que hunde al Estado de Oaxaca. Dentro de unos años este individuo disfrutara de sus riquezas sin problemas como sucede con el supuesto líder social Flavio Sosa, mientras un nuevo vivales se aprovecha de las necesidades reales de los maestros.
Señor Miguel Ángel Osorio Chong: ¿También es parte de las canonjías de los líderes de la CNTE robar sin impunidad? ¿Tanto miedo le tiene el gobierno federal a quien quiera que haya revivido el asunto del CNTE después del cuatro de junio? ¿Es más poderoso un grupo de líderes sindicales que los empresarios de la región? ¿Es eso lo que debemos leer entre líneas, señor secretario?
Sabemos que Gabino Cué ha sido a lo largo de seis años menos que cero a la izquierda y sólo ha gobernado Oaxaca para robarse lo que ha podido, pero me gustaría escuchar las propuestas del gobernador electo Alejandro Murat, para acabar con ese doloroso rezago educativo que existe en Oaxaca, gracias a un grupo de hampones y criminales organizados disfrazados de maestros y al mismo tiempo reconocer la importancia del sector empresarial en desarrollo económico de la región.
La población en general no se ha beneficiado con la implementación de la reforma educativa, porque no es sino hasta ahora que apunta sus cañones a modificar el modelo educativo del país. Seguimos siendo el país peor calificado en materia de educación entre los miembros de la OCDE y ante esa realidad contundente ni Peña Nieto, ni Aurelio Nuño, mucho menos los líderes de la CNTE y mucho menos los del SNTE, parecen ser sensibles y carecen de palabras en su discurso y anuncios para encarar el problema sin miedo. La educación en México es pésima, pero no son los maestros los únicos responsables, es el gobierno que se preocupa más en tener votantes que un país triunfador, es culpa de los ciudadanos que no hemos hecho un paro enfrene a la casa de cada uno de estos líderes para impedir que puedan salir de sus casas, es culpa de los empresarios que siempre están preocupados por sus utilidades y muy pocas veces por las comunidades donde instalan sus plantas.
Aquí no hay malos ni buenos, aquí no es culpa de un tercero. La culpa es nuestra, como esas señoras fodongas de clase media y godinez de tupperware que se quejan de todo y terminan diciendo como algo muy patéticamente normal; Nos quejamos y no hacemos nada, así justifican su mediocridad y regresan a sus rutinas.
Como ciudadanos y como sociedad hoy debemos señalar al gobierno como culpable de no ser claro en las reformas, de no atacar las raíces de los problemas y también señalar a todos los líderes sindicales ya sean charros o disidentes que sólo buscan su bienestar antes que el de sus representados o el de la sociedad mexicana y debemos exigir a los empresarios un compromiso mayor con los mexicanos. Pero ante todo debemos exigirnos a nosotros mismos hacer nuestras labores y aceptar nuestras debilidades y fortalezas sin responsabilizar a nadie más. Señor Osorio Chong, Señor Videgaray Caso ¿No sería mejor que se pongan a gobernar y administrar de manera correcta ya que el presidente sólo piensa en viajar?

publicado en blureport.com .mx el 9 de agosto de 2016