miércoles, 24 de agosto de 2016

Chivas y NBA.



Mal y de malas, al no existir una estrategia de negocios y dejar todo a la Rosa de Guadalupe a Televisa le va como le va.

Armando Enríquez Vázquez

En la milpita de Televisa no para de llover y parece que hasta les graniza. A la innegable caída de las audiencias de la televisión abierta, los recortes de personal, las renuncias de algunos de sus más importantes comentaristas deportivos, la renuncia de Alberto Lati, hace tan sólo unos años se hubiera considerado un suicidio en la carrera de un comunicador. La falta de contenidos de entretenimiento atractivos, el rotundo fracaso de Blim, obligado a menos de un mes de lanzamiento a bajar sus precios y seguir siendo una oferta cara y mala, la falta de transmisión de Juegos Olímpicos, se sumó la salida de las señales de la televisora del equipo de futbol soccer más popular de México.
Apenas unas horas después de que el vicepresidente de Televisa Deportes Yon de Luisa, anunciara la alianza entre la NBA y la empresa de televisión, para transmitir las finales de este año y las próximas dos temporadas de la liga profesional de Estados Unidos de basquetbol, Jorge Vergara dueño del rebaño sagrado anunció que su equipo salía de Televisa.
Televisa reinició este año la transmisión de juegos de la MLB los sábados, algo que hace ya lustros que no hacía y se limitaba a cubrir los play offs y la Serie Mundial. La llegada de la NBA, le da a Televisa la ventaja de tener las tres ligas deportivas profesionales más importantes de Estados Unidos, si contamos la NFL, que durante ya casi medio siglo Televisa ha cubierto de manera constante creando un gran número de aficionados al futbol americano en todo el país. El problema es precisamente que se trata de ligas extranjeras que también se transmiten a través de las cadenas internacionales de paga como ESPN y Fox. Lo que muchas veces pone en desventaja a Televisa pues no siempre está en la posibilidad, ni tiene la capacidad económica para obtener los encuentros más llamativos de las ligas. Aunque existe el rumor de que, en 2017, Televisa cubrirá la recién creada liga de futbol americano profesional de nuestro país, la verdad es que no transmite ni el béisbol de la liga mexicana, ni la liga del Pacífico que es de gran importancia y tiene un gran número de seguidores en el noroeste del país, algo que si hace ESPN. Recuperar a los aficionados de MLB y NBA tan olvidados por las cadenas de televisión abiertas mexicanas, no va a ser fácil. Porque la gente a la que le gustan esas ligas ya son parte de las audiencias de una televisión de paga que los ha respetado y tratado bien a lo largo de los años.
Por otro lado, el movimiento de Chivas sin duda enciende focos rojos no sólo en la televisora de Emilio Azcárraga Jean, también en la televisora del Ajusco y quien sabe que tanto en la aun no nacida tercera cadena nacional de Olegario Vázquez Aldir. Se habla ya que Televisa se prepara a darle batalla legal a Vergara y este afirma estar listo para enfrentar la ofensiva legaloide de la televisora.
Lo cierto es que el dueño del equipo de la capital de Jalisco, tiene toda la razón en su argumento y la estrategia para crear ChivasTV, donde a través de Internet los aficionados de las Chivas podrán ver no sólo los juegos del equipo como local, si no tendrán acceso a contenidos exclusivos de lo que sucede en el club y creará una comunicación directa entre el aficionado y el club de futbol. A pesar de lo que crean o quieran hacer creer los comentaristas de los medios tradicionales el aficionado promedio será más feliz al poder seguir a su equipo desde equipos móviles y no verse obligado a encender un televisor, aunque para eso existen también los cables necesarios para que la imagen de un Smartphone se vea en una Smart TV.
Pero además plantea una evolución y nuevas oportunidades también en el ámbito de la publicidad y las estrategias mercadológicas de todos aquellos que quieran anunciarse y ser parte de Chivas TV. La audiencia de este canal será lo suficientemente segmentada para atraer anunciantes específicos y no pocos que quieran llegar a la afición de un equipo que ha trascendido los límites de Guadalajara.
La gente fanática del Chivas, podrá obtener información de su esquipo en el momento que lo requiera y sin tener que esperar a que un conductor de televisión o radio pase otra serie de temas y equipos marcados en su pauta.
Sin duda, el paso dado por Chivas puede marcar un nuevo derrotero para los equipos de futbol en México, en su forma de acercarse a patrocinadores y anunciantes, así como para transformar la percepción del futbol entre los aficionados, al romper de una vez y por todas con el monopolio ejercido a lo largo de décadas por Televisa y sus marionetas de la Federación Mexicana de Futbol o de la Asociación de Árbitros, que siempre son la comidilla de espectadores, jugadores, entrenadores y hasta directivos de los equipos.
Hace poco se realizó un ataque a través de redes sociales en el que se denunciaban ciertos actos de corrupción y de presión de la televisora a gobiernos estatales, que Televisa intentó ocultar a como dio lugar, los medios amigos, como El Universal dejaron entrever el suceso, pero siempre desde un punto de vista parcial y opaco. Lo cierto es que parece que el orgullo y la arrogancia de Televisa por su cercanía al PRI y la militancia y puestos en el gobierno y el poder legislativo que ocupan diversos miembros de la televisora y relacionados con la misma comienza a pasar una factura.
Televisa intentó de señalar a las Empresas de Carlos Slim como los orquestadores de la campaña, pero nada de este asunto es claro, solamente una rayita más al tigre en una empresa que no tiene directivos capaces de ver hacía adelante en la industria a la que se dedican.
En los próximos, meses y años Televisa y TV Azteca están obligadas a cubrir las ligas deportivas de deportes que hasta el momento no se han difundido por televisión abierta de lo contrario su fin será aún más rápido todavía.  

publicado en roastbrief.com.mx el 23 de mayo de 2016
imagen: deathtostock.com