miércoles, 26 de diciembre de 2012

2012 la caída de Europa, 2013 Latinoamérica la esperanza



Nos encontramos en un momento en que las economías supuestamente sólidas se encuentran por primera vez lejos de los principales países tradicionales. Latinoamérica podría ver en los próximos años un verdadero crecimiento económico y fortalecimiento frente a Europa.

Armando Enríquez Vázquez

Grecia, España, Portugal, Irlanda, Italia, Francia, Holanda, Dinamarca. La crisis económica y el malestar social en Europa fueron el común denominador de 2012. Amenazas y rumores de colapso de la eurozona, con una eventual salida de Inglaterra de la Unión Europea gracias al posible referéndum entre los ingleses el año que entra, en el que la mayoría votará por abandonar la UE, y por otro lado, la insistencia del liderazgo alemán por mantener todo bajo control a su manera, haciendo de un lado de manera velada o no al FMI y al Banco Central Europeo.
Europa parece que se desmoronará en los próximos años, tras décadas de gobiernos que manipularon los indicadores financieros, engañaron a sus gobernados y protegieron a empresarios y corporaciones al momento de pagar impuestos. Listas similares a la famosa Lista Lagarde, que la hoy Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional, se dice, filtró a la prensa griega con los principales evasores de impuestos helénicos, amenazan o son publicadas en otros países de la Unión Europea; España y Dinamarca, por ejemplo.
La renuncia de Mario Monti el pasado 21 de Diciembre y “no por culpa de los mayas”, sólo confirma que la corrupción escandalosa y la incapacidad de los gobiernos europeos para mantener el bienestar de sus gobernados y la estabilidad de la región están haciendo perder el liderazgo europeo.
Hoy las predicciones económicas comienzan a mirar al resurgimiento de los países emergentes de Latinoamérica con México y Brasil a la cabeza. Después de un par de décadas de prepotencia y desdén por parte del gobierno español a los demás países hispano hablantes, el Rey Juan Carlos tuvo el cinismo de pedir a los pueblos hispanoamericanos ayuda para resolver la crisis que los ineptos primeros ministros españoles tuvieron a bien provocar en su país. Hoy que la migración ha dado la vuelta una vez y de España comienzan a salir extranjeros y nacionales hacía nuestro continente. España quiere acordarse de sus aliados en América, tal vez sea hora de recordarles que no sólo fuimos sus aliados y hermanos durante la Guerra Civil, cuando México, Argentina, Cuba, La República Dominicana y otras naciones abrimos los brazos de manera incondicional a los perseguidos por el sátrapa Francisco Franco. Tal vez es hora de decirles que ya no son, ni representan a la mayoría de los hispanohablantes, hoy en día más ciudadanos hablan español en México y Estados Unidos, mientras que Argentina, Colombia y Venezuela tienen poblaciones un poco menores a la de España.
Los europeos comenzarán por un lado a ser más xenófobos en los próximos años, como ya lo vemos en Grecia, pero también querrán volver a hacer la América. Es obligación de nuestros gobiernos fortalecer la región, y no permitir una vez más que las rencillas dividan al continente. Europa carece de recursos naturales renovables o no renovables que les permitan tratar de controlar al mundo como lo hicieron desde hace siglos, su poder radica en esa quimera llamada economía y que actualmente se colapsa de manera estruendosa amenazando en un futuro cercano al euro y a la Unión Europea. Trataran de presionar y crear situaciones ficticias para el resto del mundo pero está en los demás pueblos el dar la batalla real que acabe con la hegemonía de Europa.
Hoy la mano de obra, los recursos y las poblaciones jóvenes están en otras partes del mundo. Europa vieja y decadente comienza a sucumbir frente al impulso y la energía de América Latina y el dinero de Asia. Países como Portugal parecen estar a la venta por el tamaño de sus paquetes de privatización y sin embargo ni así parece que vayan a salir de los problemas económicos que padecen. La planta productiva está fuera de Europa y los grandes consumidores con poder adquisitivo se encuentran en su mayoría fuera de los países en crisis del viejo continente. Lo que también pone en obviedad que un poco después que el comunismo, pero el capitalismo también ha fracasado. La hora de nuevos modelos económicos y de gobierno está aquí.

Publicado en blureport.com.mx el 24 de Diciembre de 2012
Imagen: jareso.com