lunes, 3 de diciembre de 2012

La ciudad que recibe Mancera


Estamos a días del cambio de Gobierno en el Distrito Federal, los retos que enfrentará el nuevo Jefe de Gobierno nos son pocos y van desde mantener la imagen de una ciudad cosmopolita, plural y tolerante, hasta lidiar con los futuros embates de los priístas.

Armando Enríquez Vázquez

En quince años de gobiernos del PRD, nuestra Ciudad ha cambiado, aunque se sigan maquillando cifras por un lado  y por otro siempre existan grupos disconformes con las acciones del gobierno, la verdad sea dicha estamos mucho mejor que en tiempos de los regentes impuestos por el Presidente de la República que desgraciadamente durante setenta años fueron miembros del PRI.
Hoy se puede caminar con tranquilidad y admirar el centro histórico. La Ciudad es mucho más segura que otras entidades Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sinaloa, Tamaulipas, Jalisco, Guanajuato y sin embargo hay mucho que hacer con policías corruptos y delincuencia organizada en la Ciudad. La promoción de la cultura, el impulso de formas alternas de transporte, los derechos de minorías y el respeto a diferentes grupos son logros que deben conservarse. Existen otros rubros que se deben mejorar e incluso sacar del olvido o atacar por primera vez.
La izquierda ha sabido trabajar y pactar con los empresarios de grandes, chicos y medianos en beneficio de todos a diferencia del gobierno federal. Ha creado programas sociales que han sido copiados por los demás partidos y aunque deben ser perfeccionados para dar un verdadero bienestar social a los capitalinos las cosas parecen ir bien.
Pero existen retos claros que debe enfrentar el nuevo Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera. Uno es el tráfico, si bien se han hecho intentos con los segundos pisos y puentes a lo largo y ancho de la ciudad, la verdad es que el problema se agudiza día con día y también es cierto que muchas de las soluciones sólo trasladaron los cuellos de botella y conflictos viales unos metros adelante. Un ejemplo claro es el puente distribuidor que va de Avenida Revolución a Río Mixcoac, donde al gobierno le faltó saltar Avenida de los Insurgentes para que el llamadoCircuito Bicentenario quedara realmente cerrado y sin semáforos.
Pero también existen otros problemas de tipo social que hay que atacar uno es la creación de empleos calificados, no de albañiles únicamente. Se necesita atraer la inversión de empresas que oferten trabajo a los estudiantes de diferentes carreras. Al parecer hoy la ciudad enfrenta lo que países enteros han experimentado un gran oferta de vivienda mala y cara que no tiene compradores, se necesitan reglas claras para la vivienda en cuanto al tamaño de los departamentos y abrir otras zonas de la ciudad a la construcción porque ya no hay donde poner más edificios en Benito Juárez y Miguel Hidalgo.
Se necesita una ley y un programa de estacionamientos, haciendo a un lado los intereses mezquinos de dueños como los de los grandes hoteles de Polanco que cobran un espacio para estacionarse como si fuera una habitación de sus hoteles. Se debe meter en cintura a peseras, y camiones de transporte público que provienen del Estado de México.
Crear una política de recolección de basura por las noches y evitar ya la poda indiscriminada de árboles por gente carente de experiencia y sentido como lo son los trabajadores del D.F. y de la Comisión Federal de Electricidad.
El agua es un problema y uno grande porque como quedó demostrado en estos últimos seis años cualquier persona con o sin conocimientos puede cerrar el suministro del agua a la ciudad a discreción,  solamente por pertenecer a un partido diferente. Evaluar bien las tonterías, los tejes y manejes que hizo José Luis Luege Tamargo con los sistemas que proveen a la Ciudad y en su caso fincarle las responsabilidades penales necesarias.
Crear la infraestructura que nos ayude a capturar agua de lluvia para llenar y mantener los niveles de los mantos freáticos de la ciudad. Combatir o promover formas en que el ambulantaje pague impuestos y no mordidas. Delimitar bien sus áreas de operación y que no representen una competencia desleal contra el comerciante legalmente establecido.
Las preservación de la áreas rurales y forestales de nuestra ciudad, nuestro cinturón verde que cada día se ve más amenazado por talamontes y grupos de paracaidistas de las mismas tribus del PRD.
Crear politicas que poco a poco disminuyan el subsidio del transporte público.
Mancera será atacado por todos los frentes; tendrá que lidiar con las tribus del PRD, que se sintieron agredidas con su designación como candidato del partido, López Obrador ya no podrá interferir directamente, sin embargo, sus seguidores no lo dejaran en paz.  Además tendrá que lidiar con los embates de los priístas que desde el gobierno federal intentaran todo tipo de artimañas, a través de ellos o de sus partidos achichincles, llámese Verde o PANAL, como lo estamos viendo en Oaxaca, para desestabilizar y quitar credibilidad el gobierno de Miguel Ángel Mancera en aras de recuperar la capital del país en seis años para su partido.
Creo que Mancera era el mejor candidato y espero que resulte un mejor regente.

Publicado en blureport.com.mx el miércoles 28 de Noviembre de 2012
Imagen: cityexpress.com.mx