jueves, 28 de marzo de 2013

Computadoras que se enseñen a sí mismas; el siguiente paso de DARPA



 El más reciente y ambicioso programa de DARPA pretende desarrollar y construir en los próximos cuatro años computadoras que evolucionen enseñándose a sí mismas.
Armando Enríquez Vázquez
DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency),la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa del gobierno de los Estados Unidos, encargada de preparar las estrategias cibernéticas de los Estados Unidos, tanto defensivas como ofensivas, en un mundo donde el Internet cada día se ha convertido en la nueva frontera en todos los sentidos, ha decidido dar un paso que hasta ahora se ha considerado siempre como poco ético y peligroso. Crear computadoras que se enseñen a sí mismas. Es decir maquinas que puedan evolucionar en su forma de resolver problemas y tomar mejores decisiones a partir de su propia experiencia.
La tarea que aun suena a ciencia ficción y la misma Agencia considera como una labor titánica, pretende involucrar y crear equipos interdisciplinarios de científicos y empresas privadas y gubernamentales capaces de ayudar en esta misión, para lo cual DARPA está convocando a los interesados a participar en una conferencia en Arlington, Virginia, el próximo 10 de abril, donde se darán a conocer a detalle los objetivos y especificaciones para lo que denominan PPAML (Probabilistic Programming for Advanced Machine Learning) y que consiste en que las máquinas aprendan a partir de logaritmos, utilizando un programa de probabilidades, que ayude a analizar y seleccionar entre grandes cantidades de datos, para escoger la mejor opción.
Las metas de PPAML, son incrementar de manera sustancial el número de personas que puedan contribuir a construir de manera exitosa  las aplicaciones para una máquina que “aprenda”. Crear expertos en la materia y finalmente desarrollar nuevas aplicaciones que nos son imposibles de concebir utilizando la tecnología existente. Como subcategorías dentro de los objetivos, DARPA, establece que la reunión invitará a crear códigos modelo de aprendizaje sencillos  para las computadoras. Pretende reducir el tiempo de desarrollo. Facilitar la construcción de mejores computadoras. Ofrecer alternativas para desarrollar nuevas aplicaciones para dichas máquinas que requieran un menor grado de especialización. Apoyar la construcción de modelos integrados.
Lo que resulte de esta primera reunión  y de los próximos cuatro años de trabajo puede llevar en el lado amable, a desarrollar automóviles que se conduzcan a sí mismo, programas de reconocimiento de voz, o características físicas más efectivos, incluso a reconocer de una manera más rápida y directa el spam, los virus y malware que amenazan a nuestras computadoras. Pero por otro lado puede llevar a las maquinas a tomar decisiones que no estén contempladas en un proceso de aprendizaje y pensamiento como el que se lleva a cabo en nuestro cerebro y el cual no comprendemos aun, o sea ajeno a la lógica humana.
La línea entre la ciencia ficción y la realidad es cada vez más sutil. Si las aplicaciones que se pretenden crear no van a requerir altos niveles de especialización por parte del programador, entonces como podremos estar seguros de que la configuración y los elementos a discernir que se le den a la maquina estarán en función de “actuar de una manera correcta y ética”, ambas nociones tan ambiguas y cambiantes de una cultura a otra de un militar a otro y de un ser humano a otro.
DARPA que se enfoca no sólo a la defensa del espacio cibernético de los Estados Unidos, si no a buscar más y mejores formas de censura y control de lo que sucede en el ciberespacio, podría estar a punto de crear algo de lo que podría lamentarse en el futuro. No sería la primera vez que los Estados Unidos en su ambición cometieran una pifia que regresara a morderles la nariz. Eso sin contar que podría ser en el sentido más descabellado de la historia, el principio de Terminator.

Publicado en blureport.com.mx el 26 de Marzo de 2013
Imagen: 123rf.com