domingo, 3 de marzo de 2013

Viagra contra la obesidad.





En un descubrimiento de la Universidad de Bonn y el Instituto Max Planck, parece que el activo de la famosa pastilla azul puede ayudar a combatir la obesidad.

Armando Enríquez Vázquez

 Científicos alemanes de la Universidad de Bonn con el apoyo del Instituto Federal de Alemania para Medicinas e Instrumentos Médicos y del Instituto Max Planck para la investigación del corazón y los pulmones acaban de descubrir un probable nuevo uso para el Sildenafil, el activo químico del Viagra, que haga cambiado tanto de giros. En un principio se pensó, que esta droga ayudaría a la hipertensión arterial y la angina de pecho, pero los resultados de las pruebas pronto demostraron que ayudaba a mejorar las erecciones. Por lo cual se cambio su uso el tratamiento de la disfunción eréctil y en ocasiones para el tratamiento de la hipertensión pulmonar. También se habla de su eficiencia en contra del Jetlag de acuerdo con un estudio en Hamsters por parte del equipo de investigadores argentinos conformado por Patricia V. Agostino, Santiago A. Plano, y Diego A. Golombek de la Universidad Nacional de Quilmes.
Ahora lo que han descubierto los alemanes en una prueba efectuada con ratones, es que  el Sildenafil ayuda a controlar la obesidad. Los mamíferos tenemos dos tipos de tejido adiposo, uno llamado blanco y otro café. El tejido adiposo blanco almacena la grasa y es lo que tradicionalmente denominamos de esa manera. En cuanto al tejido café es el encargado de generar energía a partir de la grasa. Por lo tanto de quemarla.
El estudio sugiere que el Sildenafil ayudó a que células del tejido adiposo blanco se volvieran células cafés, lo cual podría ayudar a quemar las grasas acumuladas en el estomago de los ratones a pesar de tener una dieta rica en grasas.
El estudio se ha llevado a cabo en ratones, no se sabe cuál es el efecto del Sildenafil en seres humanos, y todavía hay mucho camino por recorrer de acuerdo con el Director del Instituto de Farmacología y Toxicología de la de Universidad de Bonn y coautor del estudio, Alexander Pfeifer, pero lo ve como algo prometedor en la lucha mundial contra la obesidad que se ha convertido en una pandemia. Pfeifer, hizo énfasis en no utilizar el Viagra que actualmente está a la venta como una medicina contra la obesidad, y solamente utilizar para lo que ha sido aprobada por la Agencia de Comida y Drogas de los Estados Unidos; FDA por sus siglas en inglés.
James Hill, Director del Centro de Investigación de la Nutrición y Obesidad de la Universidad de Colorado, y a quién se reconoce como una de las máximas autoridades acerca del tema, Se manifestó en el mismo tenor y dijo que lo mejor para combatir la obesidad sigue siendo hasta hoy el ejercicio y comer menos. Habrá que esperar los estudios que se lleven a cabos conseres humanos declaró.
Más allá de todo, también podríamos pensar en una maniobra de los laboratorios fabricantes del Viagra por mantener la patente del Sildenafil, que está por agotarse en 2019, descubriendo un nuevo uso para la droga. El Viagra es sin duda el producto estrella de Pfizer y las ganancias anuales por su venta son millonarias. Aunque más allá de la discusión médica y biológica del asunto, pienso que si una persona toma una pastilla diaria de Viagra, por fuerza debe de bajar de peso, ¿O no?

Publicado el 1° de Marzo de 2013 en blureport.com.mx
Imagen: viagraguidebook.com