lunes, 25 de marzo de 2013

Historias del dinero: J. K. Rowling, la magia de las letras



En el mundo de la literatura existen los casos de hombres y mujeres que han creado fortunas gracias a los textos que han escrito, pero ninguno como la escritora británica J.K. Rawling. La primera y hasta ahora única figura del mundo de las letras en llegar a los mil millones de dólares. 

Armando Enríquez Vázquez

Son nuestras decisiones...las que demuestran lo que somos realmente, mucho más que nuestras habilidades.
J.K. Rowling.

Joanne “Jo” Rowling, nació el 31 de julio de 1965 en Yate, Gloucerteshire. Ya en su infancia inventaba y contaba historias a su hermana menor. Estudió artes en la Univesidad de Exeter y una vez egresada, en 1986, trabajó por un tiempo como investigadora y secretaria bilingüe para Amnistía Internacional
Al terminar su trabajo en el organismo, decidió junto su novio de aquella época mudarse a la ciudad de Manchester, fue en esos días, cuando, viajando en un tren entre Londres y Manchester que sufrió un retraso de cuatro horas, Rowling tuvo la visión de la saga de Harry Potter. Durante las siguientes cuatro horas imaginó el mundo y a los personajes que aparecerían a los largo de cuatro mil ciento noventa y cinco páginas en siete libros.
“Viajando sola de regreso a Londres, en un tren lleno de gente. La idea de Harry Potter simplemente apareció en mi cabeza. Había escrito de una manera continua desde los seis años de edad, pero nunca me había emocionado tanto con una idea. Pero desgraciadamente y mi para desdicha, no llevaba una pluma que funcionara, y me dio pena pedir prestada una… No tenía una pluma que funcionara, y sin embargo, creo que a la larga fue algo venturoso. No me quedó más que permanecer sentada y pensar, por cuatro horas, mientras todos los detalles surgían en mi mente y ese muchacho delgaducho, de cabello negro, y gafas, que ignoraba ser un mago se volvía cada vez más real para mí… Esa misma noche al llegar a Londres comencé a escribir Harry Potter y la Piedra Filosofal, aunque aquellas primeras páginas no se parecen en nada a las finalmente publicadas”. 
Así, en 1990, iniciaría el viaje de la escritora y una de las series de novelas más exitosas en la literatura. A principios de los noventa Rowling se mudó a Oporto, Portugal, para trabajar como maestra de inglés. En 1992 se casó con un periodista portugués y un año después se divorció. Regresó a Escocia, sumida en la pobreza y en la depresión y con una hija, continuó escribiendo La Piedra Filosofal, en cafés  de Edimburgo, incluyendo uno que era propiedad de su cuñado. Finalmente en 1995, Rowling terminó la primera entrega de la saga de Harry Potter, tras la respuesta de un lector de una agencia literaria llamada Christopher Little agentes Literarios,  el manuscrito fue presentado a una docena de editoriales. En un principio el libro estaba firmado por Joanne Rowling, los editores le pidieron buscar dos iniciales porque creían que los niños y jóvenes no iban a leer un libro escrito por una mujer, entonces Rowling tomó la j de su nombre y la k del nombre de su abuela paterna, Kathleen Ada Bulgen Rowling. Así quedó el nombre J.K. Rowling.
Las editoriales rechazaron el manuscrito y no fue sino hasta un año después, cuando una pequeña editorial inglesa llamada Bloomsbury dio la luz verde para publicar el libro. Cuenta la leyenda que mucha de la decisión fue gracias a la hija de uno de los ejecutivos de Bloomsbury, de nombre Olivia Newton a quien se le dio a leer el primer capítulo del libro y tras finalizarlo la niña pidió los demás. Rowling recibió mil quinientas libras como adelanto y el consejo de conseguir un trabajo, porque en la literatura infantil no iba a ganar mucho dinero. Poco después J.K. Rowling recibió una beca de ocho mil libras para continuar escribiendo por parte de Consejo para las Artes de Escocia

En 1997 apareció la primera edición de Harry Potter y la Piedra Filosofal con tiraje de mil ejemplares de los cuales 500 fueron distribuidos en las librerías de Inglaterra. Según cuenta la misma J.K. Rowling, se paró en una librería y cuando vio su libro en los estantes se sintió tentada a robarse un ejemplar, pero el hecho de no traer dinero para pagarlo en caso de ser descubierta se lo impidió por lo que se limitó a firmar el ejemplar y regresarlo a la estantería.
Cinco meses después de ser publicado el libro recibió su primer premio, el Nestlé Smarties y poco después el premio al mejor libro británico infantil del año.  A principios de 1998 la editorial Scholastic pagó ciento cinco mil dólares por los derechos del libro en los Estados Unidos. A mediados de 1998, la segunda parte, Harry Potter y la Cámara de los Secretos fue publicada y ganó de nuevo el premio Nestlé Smarties.
En diciembre de 1999, la tercera parte Harry Potter y el Prisionero de Azkaban vio la luz. Una vez más ganó el Premio Nestlé Smarties convirtiendo a Rowling en el primer autor en obtenerlo en tres ocasiones. Al año siguiente con la publicación de Harry Potter y el Caliz de Fuego, Rowling retiró la nominación de su libro al Nestlé Smarties para permitir que otro autor ganara. Para ese momento Harry Potter se había convertido en un éxito literario y el cuarto libro salió a la venta el mismo día en el Reino Unido y lo Estados Unidos, vendiendo más de 372 mil copias en su primer día en el Reino Unido y tres millones en Los Estados Unidos durante las primeras 48 horas. La quinta parte de la saga tuvo aún mejores ventas y ni que decir de la sexta, cuando el récord de ventas de todos los tiempos para un libro se rompió al vender 9 millones de copias durante las primeras 24 horas.
Finalmente, la última parte de las novelas de la saga, Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, volvió romper esa marca y en el primer día de ventas alcanzó los once millones de ejemplares. A eso se suman derechos de películas y todos los productos de la franquicia.
J.K. Rowling publicó el año pasado su primera novela para adultos The Casual Vacancy que en sus primeras tres semanas vendió más de un millón de copias en todo el mundo y será llevada a la televisión por la BBC el próximo año.
“Fracasar significa despojarse de lo innecesario. Tuve que dejar de engañarme a mí misma; yo era solamente lo que era, y comencé a dirigir toda mi energía a terminar lo único que me importaba. Si hubiera triunfado en cualquier otra cosa, tal vez jamás hubiera tenido la determinación para ser exitosa en lo que realmente era lo mío. Me liberé, porque el peor de mis miedos se había vuelto realidad y lo peor, estaba viva con una hija a la que adoro. Sólo tenía una vieja máquina de escribir y una gran idea. Así que el fondo que había tocado se transformó en los cimientos sobre los que reconstruí mi vida”.  J. K. Rowling, “The fringe benefits of failure”, 2008

En 2004 apareció por primera vez en la lista de millonarios de Forbes como el primer autor literario en tener una fortuna mayor a los mil millones de dólares. Sin embargo, en 2012 su nombre fue retirado de la lista ya que de acuerdo a la publicación tanto las donaciones que ha hecho la escritora a diferentes organismos humanitarios, así como los altos impuestos ingleses han disminuido su fortuna.

Publicado en empresasydinero.com el 15 de Marzo de 2013
Imagen: englishexercises.org