viernes, 11 de septiembre de 2015

El Campo del Soldado, el estadio más viejo en la NFL.



La casa de los Osos de Chicago es el estadio más antiguo en la NFL, curiosamente no siempre ha sido la casa de los Osos, ni mucho menos de su propiedad.
Armando Enríquez Vázquez.
A la orilla del Lago Michigan en la ciudad de Chicago se encuentra Soldier Field, para los aficionados de la NFL, la casa de los Osos Chicago, pero no siempre ha sido así y a pesar de que a lo largo de su historia los Osos han jugado muchas décadas en el estadio, la verdad es que se convirtió en su casa desde 1971. Anteriormente a esa fecha la casa de los Osos fue durante casi cincuenta años, el legendario estadio Wrigley`s.
El estadio se comenzó a construir en 1919, bajo las órdenes de la Comisión de Parques del sur del área de Chicago. La comisión contrató a la firma local de arquitectos Holabird & Roche. La firma de arquitectos se fundó en 1880 en la ciudad de los vientos y existe aún con el nombre Holabird & Root. El diseño grandilocuente, acorde a muchos edificios de la época en Estados Unidos, tenía una serie de áreas denominadas grecorromanas que en los planos originales culminaban en un enorme monumento, como especie de faro en uno de los extremos del estadio, el elevado costo de este monumento se convirtió en el principal impedimento para que este enorme faro se construyera. El estadio en un principio iba a llamarse Estadio Municipal del Parque Grant y bajo ese nombre se inauguró el 9 de Octubre de 1924, el primer evento que se llevó a cabo en las instalaciones del estadio fue un encuentro atlético de policías. A pesar de que en un principio algunas de las autoridades a cargo de la construcción pretendían que el estadio no fuera utilizado para el futbol americano, si no para la promoción del atletismo, el mismo diseño y supervisión de los planos parecen sugerir lo contrario. Aparte del atletismo en el campo del estadio, sólo se podía jugar futbol americano, el campo resultaba muy corto para el cricket y muy angosto para el béisbol, eso sin contar que esas mismas autoridades designaron a Amos Alonzo Stagg, uno de los más importantes entrenadores de futbol americano colegial de la época como encargado de aprobar el diseño del estadio.
Un año después de su inauguración, un grupo de madres de soldados muertos en acción llamado Gold Star Mothers, pidió que el estadio se dedicara a los soldados norteamericanos muertos en la I Guerra Mundial, por lo que el 11 de noviembre de 1925, el estadio fue bautizado con su nuevo nombre y que es con el conocemos hasta hoy: Soldier Field. El nombre fue oficializado el 27 de noviembre de 1926 en un partido entre la marina y el ejército de Estados Unidos que terminó empatado a 21 puntos.
El primer encuentro de futbol americano que se realizó en el Soldier Field, fue un juego de exhibición entre dos equipos preparatorianos, antes de que el estadio fuera inaugurado. El 22 de noviembre de 1924, es señalado por otros historiadores como la fecha en que se inauguró la tradición del futbol en el Soldier Field cuando los irlandeses peleadores de Notre Dame derrotaron a Northwestern 13 a 6.



La Universidad de Notre Dame ha utilizado Soldier Field a lo largo de la historia también como un estadio donde juega como local.
Sin embargo en un principio hubo muchas otros eventos destacados en Soldier Field que conforme pasaron los años lo convirtieron en un emblema de la ciudad de Chicago, antes de que fuera identificado con un sólo equipo o con la NFL de manera definitiva.
El 22 de septiembre de 1927 se realizó en el Soldier la pelea de box por el campeonato mundial de peso completo entre Jack Dempsey y Genne Tunney. Casi un año antes Tunney había derrotado a Dempsey en Filadelfia y le había arrebatado el título de la categoría. La pelea pasó a la historia no sólo porque fue la primera vez que se recaudaron más de un millón de dólares de entradas en el evento, sino por una controversia que sigue hasta la fecha y que se debe al hecho de que en el séptimo round Dempsey noqueó a Tunney, sin embargo tanto la inexplicable tardanza del excampeón por regresar a su esquina y como la tardanza del referee en iniciar la cuenta al caído, permitieron que Tunney se recuperara y derrotara al Dempsey por segunda vez, conservando su cinturón de campeón. La pelea que se conoce como la Pelea del Conteo Largo, significó el retiro de Jack Dempsey que a pesar de sospechas y suspicacias permaneció como uno de los grandes ídolos de la afición norteamericana.  
A finales de la década de los años treinta y durante los siguientes treinta años, Soldier Field se convirtió en una de las principales pistas de carreras para automóviles en Chicago. Incluso Nascar llegó a correr carreras en la pista de Soldier Field. En 1958 se hizo en su interior un parque de diversiones invernal aprovechando la novedad de la nieve artificial.
El estadio a lo largo de su historia ha sido escenario también de enormes concentraciones de índole política y social; Douglas MacArthur y Martin Luther Kings se encuentran entre los oradores que en su momento atiborraron las gradas del Soldier Field.
En las instalaciones del estadio se llevaron a cabo los primeros juegos paralímpicos en 1968 y fue sede de algunos encuentros de futbol soccer de la Copa del Mundo en 1994.
Fue en 1971, cuando llegaron los Osos de Chicago a Soldier Field, sus mejores momentos habían pasado y el estadio se encontraba con cierto deterioro, pero la llegada de los  Osos permitió una remoción paulatina y además una gran remodelación a principios de este siglo en 2002 y parte de 2003 para aumentar la capacidad del estadio de 45,000 a 61,500 aficionados, lo que obligó a los Osos a jugar la temporada 2002 en el Memorial Stadium y al histórico edificio a perder su categoría de monumento histórico que había ganado, pues la modificaciones cambiaron radicalmente su fachada.




A lo largo de 44 años el estadio ha sido la casa de los Osos y sin embargo el estadio continúa permaneciendo a la Comisión de Parques de la Ciudad de Chicago.

imágenes: skyscrapercity.com
                 dabears.com
                  totalprosports.com