viernes, 4 de septiembre de 2015

De Cleveland a San Luis, pasando por Los Ángeles; el andar de los Carneros.




Una de las franquicias más emblemáticas de la NFL ha tenido un largo peregrinaje en la geografía de Estados Unidos en sus 79 años de existencia.
Armando Enríquez Vázquez.
En 1936 se creó una nueva liga para desafiar a la NFL, por segunda vez, la primera fue en 1926, la competencia fue bautizada como American Football League, (AFL). Habría todavía un tercer intento antes de que finalmente el cuarto fuera realmente un peligro para la NFL. En 1935 Harry March un legendario jugador y promotor del futbol americano creo la nueva liga. March había estado ligado a la NFL, en específico a los Gigantes de Nueva York e incluso se dice que fue el hombre que convenció a Tim Mara de comprar la franquicia neoyorquina.
La nueva AFL, tuvo ocho equipos en su primera, de dos, temporadas en 1936. Entre las ciudades a las que se les otorgó una franquicia estuvo Cleveland. El dueño del equipo era un abogado y hombre de negocios llamado Homer H. Marshman. Marsham fundó el equipo y contrató como entrenador del mismo a una ex estrella de la Universidad de Ohio y más tarde jugador de los Osos de Chicago y de los Piratas de Pittsburgh de nombre Damon Buzz Wetzel. Wetzel fue el responsable del nombre de Carneros, puesto que su equipo colegial favorito eran los Carneros de la Universidad de Fordham, además el nombre le parecía lo suficientemente corto para poder entrar en los titulares de los diarios: Ram en inglés.
En su primer año los Carneros quedaron en segundo lugar de la AFL detrás de los Tréboles de Boston, quienes al parecer carecían de la suerte a la que su nombre invocaba. El juego de campeonato no se pudo realizar debido a que los jugadores de Boston se negaron a jugar, pues no les habían pagado sus salarios. Al finalizar la temporada Marsham consiguió hacerse de una franquicia de la NFL y se despidió de la AFL, que tras una temporada más desapareció en la noche de los tiempos. Pero la competitividad de la NFL, mantuvo a los Carneros en malas posiciones los primeros años y en 1941 el equipo fue comprado por los empresarios Daniel Farrell Reeves, conocido sencillamente como Dan Reeves y Fred Levy Jr. En 1943 el equipo no jugó la temporada debido a las restricciones impuestas por la II Guerra Mundial y la falta de jugadores para completar el equipo. Ese mismo año Reeves le compró su parte de la sociedad a Levy Jr. y quedó como dueño único de los Carneros.
En 1945, los Carneros lograron su primer campeonato de la NFL. El equipo terminó la temporada con nueve ganados y un sólo juego perdido, en contra de las Águilas de Filadelfia. En el juego por el campeonato los Carneros se enfrentaron a los Pieles Rojas de Washington y ganaron por marcador muy cerrado de 15-14 en la casa de los Carneros. El juego de campeonato fue el último juego de los Carneros en Cleveland.
En 1946, Reeves pidió permiso en una reunión de dueños de la NFL para mover al equipo a la ciudad de Los Ángeles, en un principio la mayoría de los dueños se negó, pero tras una dura negociación Reeves se salió con la suya y el equipo abandonó la ciudad de Cleveland para instalarse en el glamur de la creciente metrópolis de la costa oeste de Estados Unidos. Ya en Los Ángeles, Los Carneros se convirtieron en el primer equipo en firmar a un jugador negro.
Kenny Washington, egresado de UCLA, donde jugó con los Oseznos se convirtió por un convenio de los apoderados del Coliseo, estadio donde habrían de jugar los Carneros, con Reeves en el primer jugador negro de la NFL. Algo a lo que muchos dueños de equipos de la liga, empezando por George Preston Marshall, dueño de los Pieles Rojas de Washington y el más racista de los dueños de la NFL, se habían opuesto.



Pero en ese espíritu de cambio e Innovación, tal vez inspirado en todo el ambiente cinematográfico y bohemio que rodea a la ciudad de Los Ángeles, los Carneros hicieron otro de los grandes cambios en la imagen de la NFL.
En 1948, Fred Gehrke, corredor veterano de los Carneros desde que jugaban en Cleveland y que había jugado como colegial para la Universidad de Utah, de donde se graduó en arte, comenzó a jugar con la idea de pintar su casco. El entonces entrenador del equipo Bob Snyder al conocer la idea de Gehrke lo alentó a pintar dos cuernos de Carnero en el casco y presentarle la idea a Reeves. Así lo hizo Gehrke, la idea le gustó a Reeeves quien consultó con el comisionado de la liga y los dueños de los otros equipos si podía pintar el casco de su equipo. Como respuesta obtuvo un sencillo y llano: Tú eres el dueño del equipo. Haz lo que quieras con él.
Ese verano Fred Gehrke pintó los 75 cascos del equipo y Reeves le pagó un dólar por cada casco. Los Carneros de Los Ángeles se convirtieron en el primer equipo en tener un logo en el casco, una medida que se popularizó entre las demás franquicias en la década de los años cincuenta del siglo pasado. Con esta innovación los fanáticos de los equipos podían distinguir a su equipo de una mejor manera en las transmisiones de televisión que aún eran poco nítidas y en blanco y negro.
En 1951 los Carneros lograron su segundo campeonato de la NFL, esta vez el juego de campeonato lo disputaron en contra de la nueva franquicia de Cleveland; los Brown. El marcador final fue de 24-21.
En 1971, Dan Reeves murió sin volver ver ganar a su equipo un juego de campeonato. El 20 de enero de1980 los Carneros jugaron su primer Superbowl en contra de los Acereros de Pittsburgh, el cual perdieron por marcador de 31-19.
En 1994 los Carneros anunciaron que después de 49 años dejaban la ciudad de Los Ángeles, la dueña del equipo cansada de los malos resultados y la baja asistencia al estadio, decidió que el equipo estaría mejor en la ciudad de San Luis y en un principio así lo pareció.  En 1999, cuatro años después del cambio, los Carneros regresaron después de 20 años a un Superbowl y esta vez lo ganaron a los Titanes de Tennessee por marcador de 23-16. Habían pasado 48 años desde el último campeonato de los Carneros. En 2002 los Carneros regresaron al Superbowl y perdieron en contra de los Patriotas de Nueva Inglaterra por marcador de 17-20.

Desde entonces los Carneros no han vuelto a participar en un juego de campeonato. 
En 2016, a los Carneros les fue permitido abandonar San Luis y regresar a Los Angeles.

imagenes: legendaryauctions.com
                  toddradom.com