domingo, 6 de septiembre de 2015

Kurt Warner, apilando abarrotes y jugando tres Superbowls.



Si hay una historia que no veríamos en cine, televisión o Internet es la Kurt Warner, todos los ingredientes de un churro en pantalla son los elementos de una extraordinaria historia de éxito en la vida y en la NFL.
Armando Enríquez Vázquez.
Kurt Warner nació el 22 de junio de 1971 en Burlington en el estado de Iowa. Jugó en la NFL con los Carneros de San Luis, los Gigantes de Nueva York y los Cardenales de Arizona, tres veces dirigió a su equipo al Superbowl, en una ganó y las otras dos las perdió, fue nombrado el jugador más valioso del Superbowl XXXIV. Es uno de los quarterbacks eficientes en la historia de la NFL y sin embargo estuvo a punto de no jugar en la NFL.
Warner jugó en la Universidad de Northern Iowa y una vez terminado su paso por el futbol colegial y graduándose en comunicaciones, ningún equipo escogió quarterback. Sin embargo, ese verano de 1994, Warner fue parte del campo de entrenamiento de los Empacadores de Green Bay,  junto con otros futuros protagonistas de la NFL; Brett Favre y Mark Brunell. Warner fue recortado y salió de la NFL. Warner, casado, se empleó en una tienda de conveniencia llamada Hy-Vee en el pueblo de Cedar Falls, donde ganaba el sueldo mínimo y trabajada también como entrenador asistente en su Alma Mater.
En 1995, sin ser aceptado en el campo de entrenamiento de ningún equipo de la NFL, Warner firmó un contrato con el equipo de Iowa de la liga de futbol americano arena, que es la versión rápida de futbol americano; se juega bajo techo y en un campo más pequeño que el profesional.
Durante los dos años Kurt Warner llevó a los Barnstormers (Destructores de Graneros) a dos juegos de campeonato de la liga. En 1997 Warner pidió ser aceptado en el campo de entrenamiento de los Osos de Chicago. Sin embargo una lesión le impidió presentarse, una picadura de araña en el codo.
No fue hasta 1998 cuando Warner fue firmado por un equipo de la NFL. Los Carneros de los San Luis lo contrataron como tercer mariscal de campo para el equipo. En 1999 pasó a ser el segundo quarterback del equipo, una lesión en el brazo de Trent Green que había sido contratado para dirigir al equipo, Green había jugado con los Cargadores de San Diego, sin mucho éxito. Su lesión permitió a Warner llegar a la titularidad con toda la suspicacia del entrenador, Dick Vermeil,  sin embargo Warner no solo superó las expectativas de Vermeil, si no que llevó a los Carneros al Superbowl número XXCIV en contra de los Titanes de Tennessee. Los Carneros ganaron por marcador de 23-16 y Kurt Warner culminó una  temporada ideal siendo nombrado el jugador más valioso del encuentro.
Los siguientes años fueron buenos y en 2001 tras otra temporada excepcional Kurt Warner llevó a los Carneros al Superbowl XXXVI que perdieron en contra de los Patriotas de Nueva Inglaterra 20-17. En 2004 los Carneros dejaron ir Warner e inmediatamente fue contratado por los Gigantes de Nueva YorK donde sólo jugó una temporada, siendo reemplazado por Eli Manniing. En 2005 fue contratado por los Cardenales de Arizona y en 2008 Warner se convirtió en uno de los quarterbacks de más edad en jugar un juego de Superbowl, cuando al frente de los Cardenales enfrentó a los Acereros de Pittsburgh en el Superbowl XLIII.  Los cardenales perdieron por un marcador de 27 a 23 en el que se convirtió en el sexto anillo de campeonato para los Acereros.
En 2009 Warner tuvo una buena temporada que concluyo en el juego de campeonato de la NFC, donde los Cardenales perdieron con los Santos y en el que además Warner fue golpeado hasta lesionarlo por los jugadores defensivos de los Santos, tres años después se descubriría el escándalo de las recompensas  por parte de la directiva y el cuerpo de entrenadores para lastimar a jugadores de otras escuadras, entre esos jugadores se encontraba Kurt Warner que se vió forzado a retirarse esa temporada.
Sus números son impresionantes y en las once temporadas que jugó en la NFL logró 32,344 yardas, 208 touchdowns y fue interceptado en 128 ocasiones. Tiene el tercer lugar de pases completos en el Superbowl con 83 en tres juegos pero es el quarterback que tiene los tres primeros Superbowls con yardas ganas; 414 contra Tennessee, 377 contra Pittsburgh y 365 contra los Patriotas. Después de Tom Brady y con tres juegos menos es el segundo quarterback con más yardas en la historia del Superbowl.

Muchos han salpimentado la historia de Kurt Warner y su perseverancia para llegar a la NFL con la historia de su vida sentimental y su fe católica.

imagen:sltoday.com