martes, 29 de septiembre de 2015

Julio Ruelas en la publicidad.



El máximo artista gráfico del modernismo en nuestro país, realizó a principios del siglo XX una serie de grabados publicitarios para diarios y revistas nacionales.
Armando Enríquez Vázquez.
Desde la primera vez que vi su famoso grabado La crítica la imaginación y fuerza de Julio Ruelas me llamó la atención y sobretodo siempre me he cuestionado porque esos grandes cronistas del arte nacional que surgieron tras la Revolución lo olvidaron, ¿acaso esa perniciosa pretensión de críticos y artistas post revolucionarios que creían estar inventando el hilo negro lo despreciaron por haber nacido en tiempos de porfirismo? o ¿el caciquismo impuesto por los amantes del estalinismo que fueron los muralistas y que sólo se palmeaban la espalda entre ellos y sus discípulos se encargó de borrar toda una fase de la historia del arte mexicano?
Julio Ruelas nació el 21 de junio de 1870 en Zacatecas, estudió en la Academia de San Carlos en la Ciudad de México y en 1891 viajó a Alemania donde estudio en la prestigiosa Academia de Karlsruhe, que había sido fundada en 1854 por Federico I Gran Duque de Baden, Ruelas permaneció tres años en Alemania y regresó a México donde se dedicó al grabado y al lado de un importante grupo de artistas modernistas fundó en 1898 la Revista Moderna, es en ese momento en que Ruelas como muchos otros artista gráficos nacionales y en otros países se dedicó también a la publicidad.



Entre los grabados que el artista creó para la publicidad destacan el cartel para la cervecería de Toluca y su marca de cerveza Falstaff. En México, a pesar de que la cerveza se producía desde una par de décadas posteriores a la conquista, la bebida no gozó de popularidad hasta finales del siglo XIX y principios del XX. Siempre opacada por el tradicional y nacional pulque, la cerveza permaneció por siglos como una bebida de grupos muy minoritarios. El nacimiento de las grandes empresas cerveceras como la Cervecería de Toluca en 1875, ubicada en el centro de la capital mexiquense y  de Cervecería Cuauhtémoc en Monterrey en el año de 1891, entre otras, así como la ampliación de la red ferroviaria del país permitió no sólo una mayor movilidad del producto ayudando a su penetración en todos los mercados del país, si no en la importación de insumos y de algunas marcas directo de las ciudades fronterizas de Estados Unidos.
El grabado muy al estilo de Ruelas muestra a Falstaff sentado en una hermosa silla con la espada en una mano y el tarro de cerveza en la otra. El anuncio está fechado en 1900 y apareció en la revista moderna.
Ruelas también creó carteles publicitarios para empresas como el Banco Minero de Chihuahua, la Compañía Industrial Jabonera de La Laguna,
Para mi gusto resalta la publicidad que realizó para La Unión una empresa de Gómez Palacios, Durango que se dedicaba a la curtiduría y elaboración de calzado, en el que su influencia y su gusto por las leyendas germanas se nota, pues se trata de un duende que asombrado contempla los zapatos de una joven hada.
Julio Ruelas murió el 16 de septiembre de 1907 a los 37 años en Paris, donde residía desde dos años antes, víctima de tuberculosis.

publicado en thepoint.com.mx el 21 de septiembre de 2015
imagenes: en. wikipedia.org
                    pinterest,com