miércoles, 2 de septiembre de 2015

A los diputados de la LXIII legislatura.




Señores diputados y en especial a los líderes de cada bancada, esto es como pedir a los Reyes Magos, quisiera despertar un día y encontrar que han actuado en favor de los intereses de los mexicanos y no de sus amos políticos,

Armando Enríquez Vázquez

Señores Diputados entrantes:
Sobra decir que sin importar partido político o ideología una mayoría importante de los mexicanos poco o nada creemos en ustedes, en los institutos políticos a los que pertenecen o en el poder de la nación al que dicen representar, muchos de ustedes y todos los que los antecedieron son los responsables de la falta de confianza y el desprecio que el pueblo de México siente por ustedes. Pero pensando en otorgarles el beneficio de la duda a pesar de que muchos de ustedes han vivido del erario público por décadas, saltando como chapulines entre diferentes puestos públicos de elección, incluso saltando entre partidos e ideologías que se acomodan en su traje, conforme les convenga, y que en todos esos años jamás han volteado hacía sus electores a excepción de los meses en que supuestamente se dedican a hacer campaña política.
Del PRI a Morena, pasando por todos y cada uno de los partidos, muchos de ustedes son sólo serviles obreros de lo que consideran un poder superior que les ha permitido, les permite y les permitirá de sobrevivir una manera que poco los avergüenza y que ha sido una traición constante al pueblo de México. Muy tristemente esos ideales democráticos que no se cansan de invocar en realidad se traducen en su comodidad y canonjías a las cuales muchos de ustedes no están dispuestos a renunciar, y aunque el decálogo presentado por los diputados de Morena, parece tener una gran conciencia social espero no sea otra cucharada de populismo a los que nos tiene acostumbrado el hipócrita Andrés Manuel y su séquito. Espero que el rechazo al seguro médico de los miembros de la bancada de Movimiento Ciudadano, sea seguido por todos los demás.
En los próximos tres años es necesario que por primera vez demuestren que trabajan a favor de los mexicanos y de México y no cómo dijo Juan Pablo Adame del PAN miembro de la legislatura saliente; hemos hecho un bien a México, refiriéndose a las reformas estructurales, que probablemente no se vea reflejado en la generación actual de mexicanos, pero si en las futuras generaciones que tendrán que luchar por su bienestar. Este tipo de galimatías son con los que han pretendido justificar su corrupción y colusión con el poder ejecutivo del cual se supone que son independientes, o al menos eso dice la Constitución, que es un libro de reglas que legislaturas anteriores se han empeñado en ignorar en el mejor de los casos o reescribirlo a modo en el peor. Eso sucede desde que tengo uso de razón. Espero señores que ustedes sean menos soberbios, menos imbéciles y que realmente cuando termine su legislación estemos orgullosos y no tengan que ser ustedes de forma patética y desvergonzada los que hablen bien de ustedes mismos porque recuerden que alabanza en boca propia es vituperio.
Me gustaría por primera vez desde que perdí la inocencia política, esto es cuando abrí los ojos, unos días después de nacer, creer que esta LXIII legislatura está compuesta por personas que supieron leer los subtextos de las elecciones del pasado 7 de junio. Que entienden y ven que ninguna de las fuerzas políticas tradicionales ganó, que estén abiertos eso que parece la cantaleta oficial y se llama competencia, que en lugar de acotar a los ciudadanos que quieren servir a la sociedad promulgando leyes que vetan a los ciudadanos que quieren participar en la política, ustedes demuestren que están a la altura de esa democracia que tanto manosean y al que invocan a la primera provocación, cuando actúan como miembros de un politburó o de ciertos gobiernos de América Latina; negando el derecho ciudadano a ser votado.
Señores diputados y en especial a los líderes de cada bancada, esto es como pedir a los Reyes Magos, quisiera despertar un día y encontrar que han actuado en favor de los intereses de esos pocos que aún confían en el sistema y se presentaron ante las urnas el pasado 7 de junio. Quiero verlo acabar con el fuero que les permite a muchos de ustedes cometer actos ilegales y a veces criminales porque se saben con permiso para actuar y vivir fuera de las leyes que nos rigen a los más de 120 millones restantes de mexicanos. Qué en estos tiempos previos a una crisis que se pinta como una de esas que pensábamos que no volverían a ocurrir, puedan quitar a la nación el oneroso gasto de los diputados y senadores plurinominales, que no representan a nadie, más que a los partidos políticos y los mezquinos intereses por los que los presidentes de los partidos los obligan a votar.  
Que en el presupuesto para esta futura crisis, se ponga una restricción al gobierno federal, que evite el dispendio de los miles de millones de pesos, gastados en propaganda en los medios, lo que es utilizado por el ejecutivo y las dependencias federales para llenar de dinero a los medios que le son fieles, a los dueños de estaciones de radio y televisión que les son incondicionales, esa mal llamada inversión y que en realidad son sólo un Chayote descarado.
Que se investigue a fondo el dispendio en las secretarias y organismos descentralizados del gobierno. Que la corrupción de la que esta tan consciente el presidente no sea investigada por los empleados del presidente, si no crear una comisión independiente que pueda poner el dedo en ese estigma que parecen portar tantos políticos con orgullo y desfachatez. Que en verdad se quiten todos los trámites que solo promueven a la corrupción y entorpecen la actividad económica del país.
Sé, como suena esto y que parece una utopía, entiendo que es mucho pedirles, que la gran mayoría de ustedes ya tienen vendido su voto al peor postor, porque eso les asegura su supervivencia política.  Pero de eso yo no estaría tan seguro porque los mexicanos están listos para botarlos pero a las celdas que se merecen a pesar de ustedes y de sus partidos.

publicado en blureport.com.mx el 29 de agosto de 2015
imagen: DeathtoStock