martes, 14 de mayo de 2013

Impunidad


De acuerdo con los resultados de la consulta para el Plan Nacional de Desarrollo el 56% de los que contestaron la encuesta ven como el principal problema de la justicia en México a la impunidad.

Armando Enríquez Vázquez

Honor a quien honor merece, una de las buenas ideas del actual Gobierno de la República fue la consulta ciudadana por internet para el Plan de Nacional de Desarrollo 2013-2018. Reclamamos participación ciudadana y en esta ocasión el gobierno nos la concedió. Yo me enteré por los promocionales y en cuanto lo hice, la contesté, como supuse lo harían todos aquellos que criticamos y creemos tener ideas que aportar para ver al país por el camino correcto. Un poco la vieja historia de si no vota no se queje, nada más que ahora llevada a poner nuestras ideas sobre los problemas que se deben de atacar, o al menos tomando partido por algunas de las opciones que contempla el actual gobierno federal. No me engaño. Como siempre habrá quienes digan y hablen pestes de toda iniciativa del gobierno y sospechen de mano negra. Pero nada se pierde con contestar.
Más allá de las omnipresentes teorías de la conspiración creo que es un excelente ejercicio de comunicación entre gobierno y de la ciudadanía. Por más sesgada o no que este la encuesta. Yo en lo personal prefiero esta encuesta que tiene un carácter más popular a los circos de los llamados foros de consulta, esos sí totalmente manipulados, a los que nos tenían acostumbrados.
La semana pasada se publicaron los resultados o algunos de ellos en la misma página en la que se efectuó la consulta, sólo hay una cosa que no me gusta que los resultados; La omisión de un dato, el que corresponde al número de personas que contestamos la encuesta. Es importante, porque en un país donde cerca del 40% de los mexicanos son internautas de acuerdo con las cifras del estudio de 2012 de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPICI), hubiera sido interesantes saber cuál fue el número exacto de participantes en la encuesta, no para medir numéricamente el éxito o fracaso, si no para saber que tan apáticos o participativos somos los mexicanos.
Los resultados mostrados en porcentajes nos dicen que el 64% de los participantes fueron hombres y 36% mujeres. Lo que ya de inicio suena mal porque en nuestro país hay más mujeres que hombres. O las mujeres están en lo general menos tecnologizadas que los hombres o simplemente les importa menos el rumbo del país, incluso puede ser que sean más escépticas de las acciones del gobierno o son más escépticas del gobierno.
Otro dato interesante es que  de los ciudadanos que contestaron la encuesta la entidad que mayor participación tuvo fue el Distrito Federal con  el 22% de la participación, siendo que de acuerdo con la AMIPICI el Estado de México es la entidad con mayor número de internautas a nivel nacional y la participación de los mexiquenses en la encuesta representa sólo el 15%, pero peor en el caso de Jalisco que es la tercera entidad en número de internautas y sin embargo su participación en la encuesta sólo representa el 8% de la misma.
En la Consulta una de las preguntas era ¿Cuál es el principal problema del sistema de justicia? El 56% de los que contestamos la encuesta percibimos como el principal problema la impunidad. La segunda respuesta con el 22% fue la lentitud y poca transparencia en los juicios, para el 8% la respuesta es que la ciudadanía no denuncia los delitos.
México es y ha sido un país de impunidad durante largos sexenios, priístas y panistas, con gobiernos federales, estatales y municipales del PRI, PAN y PRD.
La gente no cree en el gobierno del color que sea y eso es tan obvio que a lo mejor por eso la página del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 omitió poner los datos del número de participantes en la misma.
¿Cómo no vamos a ver a nuestro país como el reinado de la impunidad? cuando la vivimos a diario, cuando se maquillan las cifras de la violencia del narcotráfico en los primeros meses del actual gobierno, cuando la prepotencia y el nepotismo siguen siendo parte de la forma de gobernar. Cuando hacienda persigue a los particulares y condona una deuda de tres mil millones de pesos a Televisa, que se supone fraguó la campaña de Peña Nieto desde hace más de seis años. ¿Acaso no es culpable la hija del Procurador del Consumidor de usurpar funciones de su padre? ¿No merece el pueblo de México la inmediata destitución del funcionario por ignorar lo que pasa en su dependencia? ¿Es posible que tengamos que ver a los líderes sindicales presumir sus riquezas mal habidas impunemente, por el sólo hecho de ser lamebotas del sistema? ¿Tenemos que soportar la impunidad que representa el fuero para diputados y senadores que amparados en él cometen tropelía y media?  ¿No es anticonstitucional el que existan mexicanos de primera, de segunda y hasta de tercera?
La impunidad tiene muchas caras, no sólo las que emergen del poder.  Jóvenes y activistas políticos que saben que amparados en el miedo del gobierno al qué dirán destruyen y atacan enmascarados a las instituciones eso es impunidad también. Aquellos que, sabiendo que nunca habrá consecuencias en su contra, bloquean las vías de comunicación. Esos otros, que escudados en una placa o una charola creen que se pueden estacionar donde quieran. La impunidad es otro de los muchos ángulos de la corrupción en nuestro país. Cuando pasarse un alto o fallar en el alcoholímetro se soluciona con un billetito en la mano de los servidores públicos.
Dice el dicho que el camino se demuestra andando, la encuesta sobre el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, es una muy buena idea, como lo son las reformas estructurales que necesita el país incluyendo las que falta promover como la política y la hacendaria. Es hora de actuar con congruencia y atacar la impunidad, esa que inicia con un ciudadano prepotente y que termina en los monopolios en medios de comunicación, telecomunicaciones, hospitales y muchos otros que existen en el país.

Publicado en blureport.com.mx el 13 de Mayo de 2013