viernes, 17 de mayo de 2013

Louis Le Prince. El verdadero padre del cinematógrafo.



Durante los más de cien años de la existencia del cine siempre ha existido el alegato. El mundo reconoce a los hermanos Lumiere como los inventores del cine, los norteamericanos prefieren creer que fue Tomás Alva Edison el creador. La verdad es otra.

Armando Enríquez Vázquez

Louis Le Prince permanece, oculto en la noche de los tiempos debido a los muchos intereses que podría afectar, sobre todo en la historia de ese oscuro personaje que es Tomás Alva Edison y que ha sido uno de los mayores piratas de patentes de la historia de la humanidad, además de encargarse de llevar a la ruina a todo aquel inventor que se le pusiera enfrente, aunque podría ser que en este caso fuera un poco más allá.
Louis Le Prince, nació en la ciudad francesa de Metz el 28 de Agosto de 1841. Su padre un oficial de la artillería francesa, tenía como amigo al famoso Louis Daguerre, inventor del daguerrotipo y al parecer el pequeño Louis Le Prince pasaba muchas horas en el estudio del daguerrotipista, quien le enseño las técnicas de su invento. Le Prince ingresó a la Universidad de Leipzig donde estudió química y además aprendió pintura.
En 1866, conoció a John Whitley, con quién hizo una gran amistad. Whitley, un ingeniero británico invitó al francés a trabajar como diseñador en la empresa familiar. Le Prince se mudó a Leeds, en Inglaterra y comenzó a trabajar en Hunslet Engine Company, una empresa dedicada a la construcción de máquinas de ferrocarril que existe aun hoy en día. En 1869 Louis Le Prince se casó con Elizabeth Whitley, la hermana de John.
Junto con su esposa Le Prince creó la Leeds Technical School of Art, donde retomó su afición por la fotografía y apoyado en sus conocimientos de química comenzó su investigación en nuevas y más novedosas formas para lograr registros fotográficos. En 1882, Le Prince y su mujer emigraron a los Estados Unidos y se establecieron en Nueva York, al parecer conoció entonces el trabajo de Eadweard Muybridge, en 1886 creó una cámara con 16 lentes, que trabajaba en dos películas sensitivas, los primeros ocho lentes tomaban fotografías de manera rápida sobre la primera película mientras esta se movía dentro de la cámara y los otros 8 lentes trabajaban en la segunda película de la misma manera, los obturadores se abrían y cerraban de manera continua y en orden. Le Prince patentó su invento, pero este no funcionó a la perfección por las pequeñas diferencias entre cada uno de los lentes. Con el tiempo. Louis Le Prince desarrolló cámaras más sencillas y patentó una de un solo lente en 1887.
Ese mismo año regresó a Inglaterra y en el jardín de la casa de los Whitley, sus suegros, Louis Le Prince, filmó en Octubre 1888 a su hijo mayor, Adolphe y varios miembros de la familia Whitley paseándose. Esta es la película más antigua que se conoce, su duración menos de tres segundos.
Este es el link por sí quieres verlo.
http://www.youtube.com/watch?v=F1i40rnpOsA
Pero la historia no termina ahí, ni tiene un final feliz. Le Prince se adelantó siete años a los Lumiere y un poco más a Edison. Sin embargo Edison sabía de la existencia de las cámaras de Le Prince. De hecho al no poder patentar la película cinematográfica, por ser esta una patente que pertenecía a George Eastman, el supuesto genio americano se encargó de ponerle agujeros a la película, esos que conocemos como sprockets y todos conocemos, para adueñarse de esa patente. Edison no sabía perder y nunca toleró a los inventores más talentosos que él, mucho menos podía perder la carrera por crear la imagen en movimiento. Sabía de la existencia de Le Prince y sus investigaciones. Estaba al tanto de que Le Prince pensaba hacer su primera proyección en los Estados Unidos tan pronto como volviera, asi como la urgencia del francés por patentar su cámara en el continente americano.
A principios de Septiembre de 1890 Le Prince viajó a Francia para visitar a su hermano y después iniciar su viaje de regreso a Estados Unidos y empezar todos los trámites legales para la patente así como presentar su invento, envió a su hijo de avanzada antes para preparar el terreno jjunto con su madre. El 16 de Septiembre, Louis Le Prince abordó un tren en la ciudad de Dijon con destino a Paris. Al llegar el tren a la estación Le Prince y su equipaje habían desaparecido. Nadie, más que su hermano lo vio subir al tren en Dijon. Nunca más se volvió a saber de él.
Hay quienes creen que Le Prince se suicidó por estar al borde de la bancarrota, lo cual ha sido demostrado falso pues Louis Le Prince no tenía ningún problema económico y estaba orgulloso de su trabajo con las cámaras de cine. Hay otra teoría que apunta a que Le Prince fue asesinado, algunos dicen que por su hermano en un caso de envidia y otros señalan a Edison, envidioso y ambicioso como era, sabía que sus inventores estaban aún lejos de poder crear el cinematógrafo y veía con molestia la patente que francés pretendía sacar en Estados Unidos: En 1891 Edison pidió la primera patente para imágenes en movimiento, en los Estados Unidos. Desde un principio la familia de Le Prince sospechó algo turbio en la muerte de Louis. En 1898 cuando Edison peleaba con la American Mutoscope Company los derechos y la patente del cinematógrafo, Adolphe, el hijo de Louis declaró a favor de la Mutoscope esperando que la imagen de su padre fuera redimida y su papel como inventor del cinematógrafo reconocida, lo cual no sucedió. El poder de Edison era mayor y en un principio Mutoscope perdió la patente, en un principio Edison fue reconocido como el único inventor del cinematógrafo. Un año después esta sentencia fue revocada. Pero Adolphe Le Prince, nunca lo supo, poco después del juicio y de enfrentar a Edison, Adolphe fue encontrado muerto. Una vez más la teoría del suicidio se manejo.
Nunca se pudo concluir nada ni en el caso de Louis, ni en el de su hijo. Hasta la fecha el cadáver del inventor francés jamás ha sido encontrado.

Publicado en the point.com.mx el 1° de Mayo de 2013
Imagen:xgn.nl