miércoles, 1 de mayo de 2013

Thomas Herndon la austeridad está mal.



Un joven estudiante de la Universidad de Massachusetts ha descubierto un error en los ensayos que llevaron a Europa a la austeridad.
Armando Enríquez Vázquez

Siempre que me hablan de economistas, recuerdo el chiste de los tres náufragos y la lata de atún. El primer naufrago propone abrirla a partir de oxidar la lata con agua de mar y el medio ambiente, los otros dicen que esto llevaría mucho tiempo y cuando por fin pudieran abrir la lata estarían los tres muertos, así que el segundo propone buscar piedras afiladas para abrir la lata, el tercero de los náufragos qué es un economista pide la palabra y dice con autoridad: No miren supongamos que tenemos un abrelatas…
En 2010, dos profesores de economía uno de Harvard; Keneth Rogoff y la otra de la universidad de Maryland; Carmen Reinhart, publicaron un ensayo titulado: Crecimiento en una época de deuda. La conclusión principal es que los países con un 90% de su deuda pública bruta o más crecen a niveles mucho menores que los demás. Para este estudio se tomó en cuenta información de 44 a lo largo de doscientos años. Gracias a este papelón los organismos financieros mundiales decidieron que la austeridad era lo que más se acomodaba a los países que en el presente presentan esta situación. Resultado; Grecia, Irlanda, España, Portugal, Italia, Francia y los mismos Estados Unidos, impulsando recortes que afectan a la población y no permiten el crecimiento económico de cada uno de ellos amenazando a la economía mundial.
Pues, la semana pasada un estudiante del doctorado de economía de la Universidad de Massachusetts demostró que los catedráticos estaban equivocados, que no hicieron bien la tarea y omitieron datos en su estudio, datos que estaban frente a ellos en la base de datos que utilizaron y ellos mismos proporcionaron al estudiante. Este joven de nombre Thomas Herndon ha saltado a la fama al demostrar que la austeridad no es el camino para salvar la economía de ningún país, al contrario, ya que inhibe la economía interna. Estimular el gasto para la recuperación parece el camino, de acuerdo con los hallazgos del estudiante. La historia de recortar empleos y dinero, para poder crear más empleos es absurda.
Todo empezó cuando para una tarea, Herndon intentó replicar el ensayo de Rogoff y Reinhart, pero algo comenzó a ir mal y los resultados no eran ni siquiera similares. Thomas Herndon pasó  días aciagos tratando de explicarse porque los resultados de su trabajo escolar no correspondían con los de los dos afamados economistas y creyendo estar loco al ver sus resultados. Así que contacto al par de especialistas y les pidió su base de datos, cosa a la que los dos magnánimos economistas accedieron sin mayor problema. Entonces quedó claro para Herndon, para su novia que le ayudó a revisar varias veces los datos y para sus profesores que Rogoff y Reinhart, habían omitido muchos datos, que al final echaban por tierra todas sus conclusiones.
Herndon saltó a la fama y ha sido entrevistado en varios medios, sus hallazgos publicados y comentados por todos los medios de comunicación. ¿Qué han hecho el par de eminencias que han causado tantos estragos en pueblos enteros con sus absurdas omisiones en el mejor de los casos y en el peor manipulando cifras al servicio de alguien más? Cínicamente, agradecerle a Herndon el estudio minucioso de su descuidado estudio, así como aceptar que la falta, que el fin de semana costó nuevos recortes en la economía griega, es cierta. Dignamente se han negado a dar entrevistas y siguen gordos y campantes en la academia.
Así, suponiendo siempre que tenemos un abrelatas. Así de fácil millones de seres humanos tienen que sufrir por la omisión de un par dizque especialistas. Hoy cuando hablamos de terrorismo estos dos deberían ser considerados como terroristas y juzgados por el genocidio que han patrocinado. 

Publicado por blureport.com.mx el 29 de abril de 2013.
Imagen: bbc.co.uk