viernes, 3 de mayo de 2013

Nuevos materiales para la nueva revolución industrial



No sólo las formas de producción están cambiando, nuevos materiales están por cambiar también los productos y lo que ellos ofrecen al consumidor.
Armando Enríquez Vázquez
Las batallas que se llevan a cabo en la frontera de nuevas formas de producción tienen que ver también con nuevos materiales, más eficientes, menos contaminantes al momento de ser producidos y amigables con el medio ambiente al final de su vida útil.
Algunas de las investigaciones sobre nuevos materiales están relacionadas con biomimesis, en la Universidad de Harvard los investigadores del Instituto Wyss de ingeniería inspirada en la biología, están trabajando en un material basado en el exoesqueleto de los insectos. El exoesqueleto de los insectos así como sus alas están hechos de capas de un polisacárido llamado quitina, una proteína y un polímero, que van alternándose, como si se tratara de triplay. Este exoesqueleto es  flexible, es muy resistente, es ligero y lo encontramos como mencione en diferentes estructuras de los insectos.
Los investigadores, Javier G.Fernández y Donald Ingber han desarrollado un material transparente con las características y cualidades de la cutícula de los insectos.
El material ha sido llamado Shrilk. El nombre viene de la combinación de los nombres de la quitina, en inglés chitin y la proteína con la que se combina, que es la misma proteína, llamada fibroína, que producen ciertos artrópodos cuando hacen los hilos de sus telarañas y los gusanos responsables de hacer la seda, silk en inglés.
El Shrilk tiene una dureza comparable a cualquier aleación de aluminio, pero es mucho más ligero y se puede producir a partir de los desperdicios que produce el comer camarones, también se obtiene la quitina de las conchas de almejas o del caparazón de los caracoles, como se ve no sólo es abundante sino muy barata.
Las aplicaciones del Shrilk son variadas y van desde bolsas de basura y pañales, hilos para sutura, y protectores para personas con graves quemaduras, así como heridas en las que el tejido se deba regenerar. La gran ventaja de Shrilk es que es totalmente biodegradable y su reintegración a la naturaleza genera abonos a la tierra.
Se pretende hacer investigación que mezcle Shrilk con otros materiales buscando nuevas y mayores aplicaciones. Así como aplicaciones en condiciones de humedad porque se sabe que la quitina se vuelve más flexible con la humedad.

En ese mismo sentido de materiales biodegradables, uno de los mayores problemas de contaminación es causado por los empaques, la gran mayoría de productos que adquirimos, vienen protegidos en sus empaques con poliestireno, eso sin contar vasos, platos y otros productos de este material, que de una manera muy sencilla tiramos a la basura de manera casi inmediata después de haber comprado el producto que queríamos. El poliestireno tarda en degradarse miles de años, lo que provoca que existan en el mundo toneladas de poliestireno que están contaminando, tapando cursos naturales de ríos, envenenando animales que lo consumen, por eso una empresa norteamericana llamada Mushroom Packaging, o sea empaques de hongos, ha desarrollado una técnica a partir de los micelios de hongos, los micelios podrían ser comparados con las raíces del hongo, composta y moldes donde se hacen los empaques, esta empresa está creando empaques para varios productos y diferentes empresas. Entre sus clientes están Puma, Dell, Steelcase y la Agencia de los Estados Unidos de la administración oceánica y atmosférica conocida por sus siglas como NOAA. Las ventajas son más que obvias estos empaques se pueden tirar en el jardín de la casa o en el campo abierto donde rápidamente se reincorporan al medio ambiente.
Otras investigaciones que involucran a los plásticos, siempre perjudiciales por el  largo tiempo de su degradación, se llevan a cabo en nuestro país. El CINVESTAV se ha enfocado en crear plásticos a partir de almidones de maíz, mientras que en el Instituto Politécnico Nacional se están haciendo investigaciones con almidón de papa, lo que representa materiales que se biodegradan de manera muy rápida.
Estos son solo algunos de los miles de nuevos materiales que se desarrollan en los laboratorios y centros de investigación a lo ancho del mundo y que estarán en nuestra vida diaria en los próximos años.

Publicado en blureport.com.mx el 2 de mayode 2013
Imagenes: wyss.harvard.edu
               uywvker.servebbs.com