jueves, 17 de enero de 2013

Hackers: los buenos, los malos y los siniestros



Esta semana el suicidio de un hacker y el descubrimiento de una red de espionaje en la red nos obliga a pensar en el futuro de Internet.

Armando Enríquez Vázquez

Aaron Swartz fue encontrado por su novia colgando del techo de su departamento en Nueva York, el joven empresario y hacker tenía tan solo 26 años de edad y desde los catorce había demostrado su genio para las computadoras formando parte del equipo que diseñó y desarrolló el sistema RSS 1.0, años después también colaboraría en el desarrollo de uno de los sitios web más utilizados por los internautas; Reddit.
Poco a poco Swartz fue tomando posiciones dentro de los movimientos activistas, como el movimiento encontra de la ley SOPA, el año pasado.
Existe una batalla en este momento, una batalla para definir todo lo que sucede en Internet, en términos de las nociones tradicionales que la ley enumera…Bajo la ley SOPA, las nuevas tecnologías, en lugar de traernos mayor libertad, hubieran desaparecido los derechos fundamentales que hoy damos por hecho.
Para Swartz, los derechos de autor que tanto pelearon las grandes firmas de Hollywood, no importaban, lo importante era dar a la gente el acceso al conocimiento, por eso hizo públicos más de cuatro millones de artículos y ensayos del MIT, así como aproximadamente el 20% de la información de la Corte Federal de los Estados Unidos. En 2011 fue arrestado y liberado bajo una fianza de cien mil dólares. La muerte de Swartz impidió que se llegara al juicio o a una sentencia.
Frente a la muerte de un hombre brillante, valiente y talentoso, que es honrada en varios sitios Web, surge el descubrimiento de la firma de protección de computadoras Kaspersky, de una red e espionaje que lleva al menos 5 años funcionando y que encarga de sustraer información de gobiernos, empresas, sedes diplomáticas, instituciones científicas y aeroespaciales. Entre los países afectados están Estados Unidos, Brasil, Rusia, India, Australia, Alemania, Francia, Sudáfrica, España, Gran Bretaña, Arabia Saudita, Italia, Turquía, Japón, Irán Irak. Los espías crearon más de 60 dominios y tenían diversos servidores en diferentes países, pero en especial en Alemania y Rusia. La forma en que están interconectados impide llegar al servidor principal que controla la operación. La operación que la empresa Kaspersky llamó Octubre Rojo, en honor de la novela que más tarde fue llevada a la pantalla La caza del Octubre Rojo, con Sean Connery interpretando el papel  del comandante de un submarino ruso, es probable la de mayor escala que se haya registrado en Internet y su objetivo principal es recolectar información de las computadoras que infecta.
Tanto los autores como los fines de esta operación permanecen desconocidos y ahora que han sido alertados tal vez nunca los conozcamos, ni sus motivaciones.
Pero entonces es posible que pensemos, en que últimamente se ha hecho mucho ruido por cuestiones monetarias en Internet que pueden significar que una vez más la información quedé confinada a ciertos círculos con capacidad económica, por otro lado la inseguridad en la que se encuentran la gran mayoría de sitios de internet en el mundo, nos muestra que nada, absolutamente nada puede ser controlado en Internet al 100%, al menos el día de hoy.
Tanto iraníes, como chinos y sirios han descubierto que sus disidentes se expresan a través de Internet, pero también gracias a Internet han descubierto quienes son esos disidentes y en algunos casos los han encarcelado, con todo  lo que eso significa.
Internet es aún un mundo de fronteras y barreras por cruzar y romper. Desgraciadamente, para ello siempre existirán los buenos, los malos y los siniestros.

Publicado en Blureport.com.mx el 15 de Enero de 2013
Imagen: 123rf.com