sábado, 3 de octubre de 2015

Paul Hornung, parrandero, playboy, corredor y pateador de los Green Bay Packers



Ganador del Trofeo Heisman, miembro del Salón de la Fama del futbol americano profesional, pocos jugadores con la estrella y la dedicación de Paul Hornung.
Armando Enríquez Vázquez.
Unos años antes de que Joe Namath se convirtiera en el emblemático jugador de la NFL con una vida social envidiada y controvertida y en el playboy del futbol americano en la glamorosa Nueva York, existió un jugador que disfruta también de una leyenda de conquistador, que hizo todos los comerciales que pudo mientras jugo en la NFL, se convirtió en comentarista de televisión y al igual que el Quarterback neoyorquino se vio envuelto en escándalos a lo largo de su carrera: Paul Hornung.
Hornung nació en Louisville, Kentucky el 23 de diciembre de 1935.Durante sus años colegiales jugó para los Irlandeses Peleadores de Notre Dame. En 1955 se convirtió en el único ganador en la historias del Trofeo Heisman que ha jugado en un equipo con un record perdedor en la temporada. Apodado el Niño Dorado, Hornung jugaba no sólo como quarterback, fullback y halfabck a la ofensiva, sino que era utilizado como safety en la defensiva y como pateador. Sus historias como galán iniciaron también en sus días universitarios y se incluye que un día al llegar a su dormitorio lo esperaba una colegiala que ya se había colado al interior de su habitación, lo cual era un escándalo para todas las persignadas sociedades de la década de los años cincuenta. Al finalizar su tiempo en la Universidad, Hornung fue la primera selección de los Empacadores de Green Bay de la NFL en 1957, en ese entonces el entrenador de los Empacadores era Lisle Blackbourne en su cuarto y último año al frente de la escuadra de Wisconsin. En sus primeros dos años Hornung jugo a veces de corredor y a veces de quarterback con una serie de números que no fueron muy impresionantes. En 1959, comenzó una de las mejores épocas para los Empacadores de Green Bay, la llegada de Vince Lombardi como entrenador en jefe del equipo habría de cambiar muchas cosas, entre ellas el papel de Paul Hornung en la ofensiva de los Empacadores.
Lombardi hizo de Hornung, un jugador clave para ofensiva terrestre de Green Bay y para la famosa power sweep. Hornung consiguió en 1959,  681 yardas con lo que superó la cifra de yardas obtenidas en las dos temporadas previas sumadas. Hornung es el quinto jugador en la historia de los Empacadores en promedio de yardas ganadas por acarreo, con un promedio de 4.16. Además Hornung  continuó pateando goles de campo y puntos extra como lo había hecho durante la temporada de 1958. En 1961 fue llamado por el ejército de Estados Unidos pero tenía permiso para jugar los fines de semana con los Empacadores y para el juego de campeonato en contra de los Gigantes de Nueva York, Lombardi habló con su amigo John F. Kennedy, presidente de Estados Unidos para conseguir un pase especial que permitió jugar a Hornung:
- Paul Hornung no va a ganar la guerra el domingo, pero los aficionados al futbol americano merecen a los dos mejores equipos en el campo ese día.
Fueron supuestamente las palabras del presidente. Ese domingo Hornung anotó 19 puntos en total.
Paul Hornung estaba muy lejos de ser el jugador modelo, su vida estaba llena de juergas y mujeres, empezaba a beber temprano y al parecer siempre terminaba con una nueva conquista, a diferencia de Namath, Green Bay es un pueblo. A hornung se le atribuye la frase: No te cases por la mañana, no sabes a quién habrás de enfrentarte en la noche.  En alguna ocasión en pleno juego una mujer logró llegar hasta la banca de los Empacadores donde insistió que Hornung le firmara un autógrafo. El jugador le pidió a la admiradora que lo esperara afuera de los vestidores cuando acabara el partido y ella así lo hizo, después desaparecieron en la noche. Lombardi sin embargo y para sorpresa de los demás jugadores de los Empacadores daba ciertas concesiones a Hornung, aunque no por eso dejó de ser el entrenador estricto del que todos hemos leído y llegó a multarlo en varias ocasiones por indisciplina.
1963, fue el año más difícil en la carrera de Hornung. El comisionado Pete Rozelle, lo suspendió junto con el jugador de los Leones de Detroit Alex Karras por apostar en juegos de la NFL. Hornung Y Karras se convirtieron en los primeros jugadores en ser suspendidos por una temporada completa. En una entrevista a la revista Sport Illustrated en 2002, Hornung, comentó haber confrontado a Rozelle, diciéndole que ambos sabían muy bien que había muchos otros jugadores activos que apostaban, pero él jamás iba a delatar a ninguno, de quererlo así, podía mejor presentarse ante un comité del congreso de Estados Unidos que en ese momento investigaba las apuestas y la ligas deportivas lo que podía hacerle mucho daño a la NFL.
Hornung, bajo el consejo de Lombardi, una vez que la sanción fue levantada se alejó de las apuestas incluso de las de las carreras de caballos, a las que es una gran aficionado, por el resto de su carrera como futbolista profesional. Hornung fue el único miembro de los Empacadores en el primer Superbowl en contra de los Jefes de Kansas City, que no jugó en el encuentro, a pesar de estar uniformado. Lombardi lo consultó con el corredor que había resultado lesionado en el juego de campeonato de la NFL. Esa lesión lo retiraría finalmente del futbol americano profesionales. Hornung había sido seleccionado por los Santos de Nuevo Orleans, un nuevo equipo de expansión de la liga, para jugar con ellos, pero después de que un médico advirtió a Hornung que un golpe más podía dejarlo paralitico, Paul decidió retirarse. Tenía 31 años.

Hornung fue uno de los primeros jugadores en hacer una carrera como cronista en la televisión y el radio. Trabajó para la CBS durante 13 años y por 33 para su alma mater Notre Dame en el programa radiofónico de los Irlandeses Peleadores. Es miembro del Salón de la Fama del Futbol Americano Profesional desde 1986.

imagen: packers.wikia.com