viernes, 23 de octubre de 2015

La democracia abierta y los dinosaurios.



La democracia ya no es la falacia institucional con la que intentan legitimarse los partidos políticos y sus defensores. La democracia incluye las voces de los ciudadanos que desde las diferentes plataformas digitales denuncian, critican y reprueban. 

Armando Enríquez Vázquez

El delegado priísta de Milpa Alta en la Ciudad de México, Jorge Alvarado, nombró a familiares dentro de su equipo de trabajo en la Ciudad de México, sin ningún pudor, demostrando una vez más como para ese partido la ciudadanía no importa, las palabras de los líderes del PRI y funcionarios del Revolucionario Institucional, incluido el presidente de la República, son hueca y populista verborrea que esperan que nos traguemos los ciudadanos. Pero los ciudadanos han comenzado ya a protestar en las redes sociales.
El spot de Ya chole con las quejas en la que la gente de comunicación social de la presidencia pretendió minimizar, menospreciar y atacar a las opinión mayoritaria que rechaza las reformas y desaprueba al presidente, tuvo que ser retirado ante las burlas y denuncias de la ciudadanía en las redes sociales.
Una carta con más de 45,000 firmas, registrada en la plataforma de Change.org ha hecho al presidente decir que las tercias que habrá de presentar al senado serán acordes a la ley y no a las cuotas y sus cuates en los partidos como sucedió con la nominación de Eduardo Medina Mora.
El Bronco, gobernador de Nuevo León, se adelantó a las negras intensiones de Televisa y publicó en su Facebook como la televisora lo grababa en secreto para denunciar que el gobernador utiliza un helicóptero, La televisora fue incapaz, en su momento, de hablar de los malos manejos del ex gobernador Medina, pero ahora que el gobernador independiente de Nuevo León ha denunciado por parte de su antecesor contratos millonarios otorgados a las televisoras, tanto Multimedios como Televisa desarrollan una estrategia de ataque al Gobernador.
Una cajera prepotente y burocrática, miembro del  corrupto sindicato del Sistema de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México y un policía siendo sobornado por vagoneros en el mismo Metro fueron subidos estos días a las redes sociales.
Hoy en día la democracia ya no es la falacia institucional con la que intentan legitimarse los partidos políticos y sus defensores en los medios. La democracia hoy incluye, para dolor de los opacos políticos mexicanos, las voces de los ciudadanos que desde las diferentes plataformas digitales denuncian, critican y reprueban lo que funcionarios de todos los niveles hacen de la única forma en que han sido enseñados por décadas; de manera ineficiente y corrupta.
Curiosamente la mente de los prinosaurios y demás especies de arcaicas bestias pertenecientes a los diferentes partidos políticos, parecen no acabar de entender como los ojos ciudadanos los observan hoy. Nos queda claro que los animales del jurásico caminan por todos y cada uno de los partidos de la partidocracia que mal gobierna nuestro país. Los hay verdes, azules, rojos, amarillos, turquesas, anaranjados, morados y hasta algunos morenos.
Apenas iniciaba el sexenio de Peña Nieto cuando las redes sociales se encargaron de mostrar la prepotencia de la hija del entonces procurador del consumidor, auspiciada lógicamente por la figura de su padre. Humberto Benítez Treviño perdió su cargo por la estupidez de su hija y la pésima educación que él le dio. En abril de este año el director de la Comisión Nacional del Agua se vio obligado a renunciar cuando un vecino lo denunció en las redes sociales por el uso indebido que hacía del helicóptero de la Comisión. Incluso la remoción de José Murillo Karam de la Procuraduría General de la República ocurrió tras las críticas masivas contra su persona que los ciudadanos pusieron en las redes sociales cuando el ex funcionario minimizó el caso de Ayotzinapa.
En los últimos años hemos visto a policías, burócratas, funcionarios y servidores públicos de muchas índoles ser denunciados por los ciudadanos en las redes sociales.
Hoy en día la función de los medios de comunicación, ha sido suplida por millones de ciudadanos y activistas sociales interesados en lo que sucede en nuestro país. Lo que los periodistas callan, la sociedad lo revela demostrando que en muchos casos el periodismo como se entendió en México por décadas es una prueba más que ha sido superada. Quien quiere mal informarse siempre tendrá los noticieros de radio y televisión así como los periódicos chayoteros que aún subsisten, paralelamente hay portales y plataformas virtuales que comienzan a ser mucho más confiables que la tinta que gastan en ciertos medios o los sueldos de una redacción a la medida de los dueños de los medios y sus intereses con el poder.
La democracia por lo tanto evoluciona y mientras el corrupto INE pretende gastar mil cien millones de nosotros para construir la jaula de oro de la democracia, en las redes sociales, en las organizaciones virtuales, en blogs, podcasts y videoblogs se denuncian los actos de corrupción electoral pues sabemos que la democracia jamás estará representada por un cobarde Lorenzo Córdova que se lavó las manos frente a los delincuentes electorales del Partido Verde.
En esta evolución la democracia se encuentra vigilada por los nuevos demócratas que fuera de cualquier instituto político creen que la injusticia, la opacidad y la corrupción deben ser derrotadas, que aquellos que entienden las palabras gobierno y democracia como equivalentes de reino y poder, que ven en los ciudadanos solamente a siervos, no merecen representar a los ciudadanos.
Los políticos que ven en los medios de comunicación tradicionales en específico las televisoras y los lectores de noticias que  ponen frente a las cámaras sus aliados, sin percatarse que poco a poco las televisoras se han infiltrado en áreas de los tres poderes del gobierno que les permiten legislar, juzgar y aplicar la justicia en beneficio de los corporativos a los que pertenecen y sus turbios negocios, sin necesidad de los políticos,  o ya se nos olvidó que hace tan sólo unos meses, una investigación de la PF publicada en el portal de sin embargo y reproducida por otros, señaló al ex delegado priísta de Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, de actuar junto con un empleado de Televisa de nombre Juan Carlos Zaragoza Ríos, acosando y extorsionando periodistas. A pesar de que los señalamientos deben ser ciertos ya que Zaragoza Ríos fue despedido de Televisa y apenas el pasado 1º de octubre tanto Rubalcava, hoy asambleísta del DF, como su ex director de Comunicación Social en Cuajimalpa Alejandro Zapata Sánchez interpusieron siete recursos de amparo ante cualquier orden de aprensión en su contra por parte dela PGR, la Comisión Nacional de Seguridad y Fiscalia Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, nada se ha dicho del hecho en los medios tradicionales y menos la PGR ha fijado una postura al respecto.
Hoy que el aparato del estado es enorme, burocrático, ineficiente, corrupto y opaco, desde la sociedad civil se exigen resultados y se exhiben los comportamientos nefastos de la mayoría de los miembros de una partidocracia que la demagogia y populismo del gobierno quiere hacernos ver como una democracia.

La democracia abierta, puede ser el meteorito que acabe con los dinosaurios.

publicado en blureport.com.mx el 16 de octubre de 2015